Mis Finanzas

¿Cuáles son tus opciones para la cena de Navidad
si no puedes cocinar?

Para un creciente número de personas que trabajan, cocinar se vuelve imposible. Si esta Navidad deseas contratar a algún prestador de servicios o establecimiento para que cocine por ti, define qué clase de alimentos deseas, fija un presupuesto y compara precios. Una cena navideña puede costar de mil 500 a
3 mil 500 pesos.
Darinka Rodríguez
07 diciembre 2014 23:2 Última actualización 08 diciembre 2014 5:5
Cena de Navidad

Si vas a pedir que preparen tu cena navideña, cotiza con diferentes proveedores. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Tener una cena navideña en casa requiere, además de gusto culinario, de buena sazón financiera.
Para muchas personas las largas jornadas de trabajo dejan poco tiempo libre para cocinar, incluso para fechas especiales como las festividades navideñas o de año nuevo. También hay quienes no desean cocinar, pues el arte culinario no es su fuerte.

Para ellos, el mercado ofrece diversos servicios que proveen la cena de Navidad. Sin embargo, no todos se adaptan a los bolsillos.
La cena se puede pedir a tiendas departamentales con un costo que va desde mil 500 pesos.

Aunque de acuerdo con un sondeo de precios realizado por El Financiero, una cena tiene un costo promedio de 3 mil 500 pesos si se adquiere en un establecimiento.


Laura Ortiz, chef pastelera de la Universidad del Valle de México y consultora gastronómica independiente, indicó que antes de hacer un gasto, se debe de tener pensado cuál es el menú que se desea ofrecer y el presupuesto destinado.

“Si las personas tienen poco tiempo de cocinar o no tienen el gusto por el arte culinario, lo ideal sería pedir ayuda profesional de alguien o algún establecimiento, teniendo en claro cuáles son los platillos que desea para la cena y sabiendo con quién puedo prepararlos, pues en ocasiones no se tiene referencia y se puede arriesgar a que la cena no sea lo que se quiere” , puntualizó.

COMIDA EN CASA

Las comidas tradicionales de la época como pavo relleno y bacalao pueden ser preparadas en el hogar a un precio menor que si se adquieren en un servicio.

El precio del pavo ahumado va de 70 a 90 pesos el kilogramo, sin tomar en cuenta el relleno y el gasto en otros consumibles como el gas que se usa para hornearlo.

Un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizado en noviembre de 2014, señala el costo de algunas de las carnes utilizadas para la elaboración de los platillos navideños como la molida de res, pierna o el lomo de cerdo y el bacalao. “De estos cinco tipos de carnes la pierna de cerdo con hueso registró el precio más bajo por kilogramo (62.9 pesos), mientras que el más alto lo observó el bacalao noruego sin piel y sin espinas en 199 pesos, destaca.

“Cuando una persona prepara la cena y compra la materia prima regularmente sale más barato que adquirirla en un establecimiento, dejando de invertir en tiempo, pero pagando por un servicio. Conocer bien el tipo de personas que asisten a la cena es fundamental, sobre todo si se considera comida kosher o de corte internacional”, dijo Ortiz.

Al respecto, la especialista recomendó preparar los alimentos más sencillos en casa y ordenar un servicio para los platillos que requieran más tiempo de preparación o servicio de horneado, o en su caso preparar la cena con anticipación y congelarla para que se mantenga en óptimas condiciones.

Ortiz recomendó verificar el presupuesto de la familia, los platillos que se desea adquirir, el servicio que preparará la cena y tener claridad en el pedido. “Son fechas muy concurridas para los servicios de alimentos, por lo que es importante hacer el pedido con suficiente anticipación y dejando en claro cuáles son nuestras preferencias”, sugirió.

TIPS

Planea el menú. Establece un presupuesto inicial a partir de lo que desees departir en las fiestas.

Busca opciones. Si decides no adentrarte en la cocina, busca varias opciones con por lo menos un par de semanas de anticipación.

Estrategia. Si tienes poco tiempo para cocinar, puedes optar por preparar las cosas más sencillas en casa y dejar lo más elaborado en manos de un experto para economizar.

Pide colaboración. Si tendrás invitados en sus fiestas, una buena idea puede ser que cada uno lleve un platillo para aligerar la carga en casa.