Mis Finanzas

¿Cómo me afectará que EU suba su tasa objetivo?

El eventual aumento de la tasa de referencia estadounidense implicará mayores costos en los nuevos préstamos, en especial del financiamiento a tasa variable, por lo que si desea un crédito hipotecario, especialistas sugieren contratarlo a tasa fija, a más tardar este año.
Everardo Martínez
09 abril 2015 0:1 Última actualización 09 abril 2015 5:5
Tasas

Si vas por un crédito a largo plazo, opta por una tasa fija. (Alejandro Gómez)

Tarde o temprano la Reserva Federal de Estados Unidos subirá su tasa de interés de referencia y si bien hay discrepancia respecto a si será en junio, en septiembre o incluso en 2016, la acción eventualmente afectará nuestros bolsillos.

Si tus créditos hipotecarios, automotrices o bancarios son a tasa variable, serán más costosos por los mayores intereses.

Al contratar deuda hay dos opciones: que sea a tasa fija o variable. En el primer caso, los intereses no subirán aunque el préstamo se salde en 30 años, y en el segundo, la cantidad a pagar se elevará, a pesar de que estés al corriente en tus amortizaciones.

Eduardo Ávila, subdirector de análisis de Monex, dijo que en estos años en que las tasas de interés están en mínimos históricos, y en la medida en que prevalezca este escenario, los créditos hipotecarios representan una buena opción. Asimismo, subrayó la importancia de escoger entre tasas variables o fijas al elegir financiamiento a la vivienda.


Si las personas creen que puede bajar el costo del préstamo, sería conveniente uno variable; por el contrario, si creen que subirá, el interés fijo será lo conveniente.

“Actualmente, estamos en un escenario donde las tasas de referencia están en mínimos, y se puede pensar que en unos años subirán, por lo que al solicitar un préstamo que se pagará en el largo plazo, sería conveniente una tasa fija”. El analista de Monex propuso a quien vaya a solicitar un préstamo hipotecario que sea a tasa invariable y este año.

En lo que respecta a los financiamientos al consumo, explicó que no se ha visto beneficio en las tasas dado que son muy altas -van de 40 a 60 por ciento-, pese a que la tasa de referencia está en 3 por ciento.
Advirtió que la población que utiliza mucho el crédito resentirá cuando las tasas dejen los mínimos.

Gerardo Aparicio, director de administración y finanzas de la Universidad Panamericana, indicó que lo preferible es negociar con el intermediario contratos de amortización a tasa fija.

En la actualidad, en empréstitos hipotecarios se observan tasas de 9 a 12 por ciento, y con un aumento en la tasa de interés no se observaría un aumento en el valor de una deuda en el caso de las tasas fijas.
Sin embargo, si agregamos a esto 300 puntos base y una deuda de 5 millones a pagar en 25 o 30 años, se pagaría más por el financiamiento de lo estimado, advirtió el especialista en finanzas personales.

Pero los bancos a sabiendas de que las tasas de interés serán más altas, ¿estarán dispuestos a negociar? El consultor dijo que en el negocio bancario es difícil encontrar instituciones que no expliquen esto a sus clientes, y que ante las excepciones, está la portabilidad prevista en la reforma financiera.

TIPS
Analiza. El mercado para cambiar tu financiamiento a tasa invariable.

Observa. Que la tasa fija no sea mayor al promedio esperado de las de tipo variable.

Aprovecha. Para compensar la pérdida que podrías registrar al ser deudor, saca ventaja de los beneficios de la inversión, que subirá sus rendimientos.

Alerta. En el momento que suban los réditos observa en el mercado las variantes, pues habrá diferentes efectos en los distintos créditos bancarios.