Mis Finanzas

¿Cómo hacer un presupuesto la primera vez que vives solo?

Si crees que si el primer mes ya está cubierto y por ello los consecuentes será fáciles de llevar, estás equivocado, para poder 'aventarte' la experiencia de vivir solo es importante que consideres crear un presupuesto real.
Redaciión
19 abril 2017 16:53 Última actualización 27 abril 2017 5:0
s

qwdwqe

Vivir solo es un gran paso que eventualmente todos hacemos en algún momento de nuestras vidas. Si estás considerando independizarte, es importante que no pierdas de vista el tema financiero, así te ahorrarás dinero y malas experiencias.

Lo primero que debes saber es que el tener para pagar el depósito, el primer mes de renta y tener dinero para comer y transportarte no solo durante ese mes, expertos aseguran que mínimo se deben tener cubiertos tres meses de gasto corriente.

“Se debe tener un fondo de emergencia, lo mínimo son tres meses pero el ideal son seis meses, esto con el fin de tener un gasto corriente que pueda hacer frente a una eventualidad”, comentó Iván Vázquez presidente de Protege A.C.

Lo anterior, ya que debes considerar que cuando se renta no sólo se paga por utilizar ese bien inmueble de manera temporal, sino que también se paga un depósito, además de gastos fijos y básicos como la luz, el gas, el agua y ahora también el Internet. Por lo que debes saber cuáles serían tus gastos fijos y básicos que deberás cubrir y cuál es la parte de tu ingreso que deberías destinar para ello cada mes o cada bimestre.

Quizás pienses que hacer un presupuesto es difícil, y en realidad no lo es, aunque sí es tedioso y necesitas prestarle unos minutos de tu día.

“Los que se debe hacer es un flujo efectivo, en donde la persona pueda identificar sus ingresos y egresos, sus ingresos serán sus ganancias mensuales a las que se les deberá restar los egresos, que será por ejemplo la cantidad que deba pagar por los gastos básicos”, comentó Ángel Méndez, especialista en finanzas de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

Dentro de este flujo efectivo también debemos escribir los gastos hormiga que hacemos a diario, por ejemplo aquellos como el café diario, o el estacionamiento, o el taxi a casa, los desayunos en el trabajo o los cigarros. Además de otros gastos como lo es el transporte, la gasolina del auto e incluso tu comida diaria.

Otro egreso que debes considerar en tu presupuesto, y que en realidad es una inversión, es el ahorro, “el cual deberá ser del 10 por ciento de tus ingresos”, destacó Ángel Méndez. Aunque también la cantidad puede ser proporcional a tus ingresos, y recuerda que el ahorro deberá tener un objetivo, como puede ser educativo o recreativo.

En el caso en el que decidas vivir junto con alguien lo mejor es que se dividan todos los gastos entre los que compartirán la vivienda o también una opción puede ser sumar todos los egresos e ingresos y dividir con base en el poder adquisitivo de cada habitante, para que él que más tenga más pague; aunque quizás este tipo de estrategia puede generar otros problemas.