Mis Finanzas

Cómo ahorrar sin sacrificar gustos ni diversión

El presupuesto para entretenimiento debe estar etiquetado para saber cuánto se puede gastar y cuánto se destinará a ahorrar, según expertos.
Darinka Rodríguez
31 octubre 2014 12:19 Última actualización 31 octubre 2014 12:19
ahorro

(Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El hábito del ahorro suele no cumplirse argumentando que ‘no alcanza’. De acuerdo con la última encuesta de Hábitos de Ahorro de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar) indican que el 66 por ciento de las personas no ahorra; siendo el principal argumento el que no le alcanza (49 por ciento) y el segundo motivo es que destina el dinero a otros gastos (28 por ciento).

No obstante, para ahorrar, raramente necesitamos sacrificar, sino simplemente hacer unos ajustes. El 31 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro, y en ese contexto, Jaime Domínguez, director general de Resuelve tu Futuro indicó que en un ejercicio realizado por la firma, el 99 por ciento de las personas dice que no cambiaría de trabajo aunque les redujeran una décima parte de su sueldo, sino que se ajustarían con menos de 10 por cierto.

“Para empezar a ahorrar se necesita un presupuesto sin cortar la parte de entretenimiento, diversión y gustos, sino que los tengas bien etiquetados para saber cuánto vas a gastar y tengas un monto para el ahorro”, dijo en entrevista.


Asimismo, existen los gastos “de lujo” que no necesariamente son artículos de esa índole, sino que apelan a un gasto extra por confort y comodidad. En EL FINANCIERO realizamos un ejercicio de recorte de gastos de entretenimiento que no sacrifican darse un gusto, pero pueden implicar ahorros del 10 y hasta el 30 por ciento que pueden ser destinados mensualmente a una cuenta de ahorro e inversión.

Por ejemplo, un boleto de cine en sala estándar tiene un precio que ronda entre los 70 y 77 pesos y en sala VIP se puede ir a los 143 pesos, por lo que se prefiere la primera opción, así como escoger palomitas medianas en lugar del tamaño jumbo.

Para los amantes de los dulces, una paleta Tutsi Pop tiene un precio de 4 a 5 pesos en el puesto de la esquina, mientras que si opta por el paquete de 50 piezas en una dulcería su precio disminuye a 1.50 pesos por unidad.

Domínguez indicó que para quienes gustan de tomar café, elijan la bebida más sencilla, lo cual implica ahorro de dinero y calorías extra. En Starbucks un café americano tiene un costo de 24 pesos en tanto que si añade crema batida, cajeta y leche el precio se puede ir hasta los 65 pesos. “Se trata de tomar café, pero no el más caro y así poder ahorrar”, indicó.

Con un ajuste en el presupuesto, el ahorro que se coloque en una cuenta de ahorro e inversión en el largo plazo puede que lo lleven desde las vacaciones de ensueño hasta la tranquilidad en su retiro, sólo basta que el ahorrador elija dónde quiere poner estos recursos.