Mis Finanzas

Casa en la playa, ¿representa un gasto o una inversión?

Según especialistas, la compra de un bien en la playa obtiene una plusvalía mucho más alta que si adquiere un inmueble en la ciudad.
Darinka Rodríguez
16 julio 2014 14:26 Última actualización 16 julio 2014 14:26
ilustración

La compra de inmuebles en destinos vacacionales puede brindar retornos importantes al rentarse por noche o por semana.

CIUDAD DE MÉXICO. - La adquisición de un bien inmueble en un destino de sol y playa puede sonar muy atractivo, no obstante, puede convertirse en un dolor de cabeza para el propietario si no se le saca jugo a la inversión, habitándola o rentándola cuando no se ocupe.

Leonel García, director general de Coldwell Banker Península, indicó que desde el año pasado se ha visto un repunte de la actividad inmobiliaria que ha colocado a destinos como Los Cabos, la Riviera Maya, Cancún y la Riviera Nayarit como los destinos con mayor auge de ventas y construcción.

La adquisición de este tipo de inmuebles puede brindar retornos importantes al rentarse por noche o por semana.


“Con cualquiera de las dos opciones se puede recuperar más que el mantenimiento, pues en promedio se pueden rentar en 3 mil dólares mensuales”, indicó García en entrevista.

“Desde cien mil y hasta un millón 500 mil dólares se puede comprar un inmueble; alguien que adquiere un bien en playa obtiene una plusvalía mucho más alta que si es en la ciudad; mientras que en las fechas en las que el propietario no lo utilice puede rentarlo y obtener un flujo de efectivo constante en lugar de tener parada la propiedad, y en época de vacaciones se puede ir a su propiedad ahorrando esa cantidad”, dijo.

Un análisis de la consultora Softec, señala que el precio por metro cuadrado en destinos como Cancún y Los Cabos han registrado bajas de 2008 a mayo de 2014, al pasar de 3 mil a 2 mil dólares el metro cuadrado y de 5 mil a 4 mil dólares por metro cuadrado, cada uno; aunque se espera un repunte.

Recomendó revisar las condiciones de la propiedad -puesto que se deterioran más rápido en destinos de playa que en ciudades- y el gasto mensual de mantenimiento que es de mínimo 10 mil pesos, antes de firmar o pedir financiamiento para adquirir un bien de estas características.