Mis Finanzas

Blíndate de riesgos financieros en 2015

Evita presiones. La vulnerabilidad que pueden generar situaciones como el sobreendeudamiento y la morosidad puede revertirse en 2015 con una correcta planeación, un plan de austeridad en el gasto y un proyecto para pagar o reestructurar las deudas.
Darinka Rodríguez
19 diciembre 2014 0:3 Última actualización 19 diciembre 2014 5:5
Pagos Navidad

Para no arrastrar deudas en 2015, arma un plan financiero. (Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- A estas alturas del año, la mayor parte de los trabajadores ya gastó su aguinaldo en obsequios y otras actividades propias de la temporada.

Muchas otras personas, cargan además sobre sus hombros pesadas deudas que podrían menguar sus buenos propósitos de 2015.
Con los datos disponibles del sistema bancario, se deduce que 12 millones de personas iniciarán 2015 sin pagar la totalidad de sus créditos (no totaleros) y 1.5 millones pueden caer en morosidad, expuso Juan Pablo Zorrilla, codirector de la firma reparadora de crédito Resuelve tu deuda.

Cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), señalan que el índice de morosidad de la cartera de consumo se ubicó en 4.97 por ciento a octubre de 2014; los segmentos de tarjetas de crédito y de préstamos personales registraron las mayores tasas.


FOCOS AMARILLOS

Para quienes están en focos amarillos, pagando mínimos, o no el total de la deuda, se recomienda crear un plan para no caer en una situación de impago, haciendo un presupuesto; y aunque año con año se habla de lo mismo, no hacerlo sería como pensar en despegar un avión sin saber cuánto combustible se necesita, expuso Zorrilla.

El directivo sugirió a una persona que tenga una deuda de 60 mil pesos en tres tarjetas y pague sólo el mínimo (3 mil pesos), aumentar su pago en al menos 30 por ciento y destinar 4 mil pesos a desamortizar, iniciando con la deuda más barata y que aporte a capital para saldarla en siete meses.

Al finalizar esta deuda, destine esos mil 500 pesos extra al pago de la segunda tarjeta durante ocho meses, y posteriormente, la tercera se liquidaría en siete meses más.

Gianco Abundiz, asesor en finanzas personales destacó que aunque se puede pensar que no tener deudas es una buena noticia, ‘vivir al día’ es también un foco amarillo.

“No tener excedentes es el foco amarillo más frecuente, pues no se puede crecer patrimonialmente al recurrir al crédito, que puede volver vulnerable a las personas”, expuso. Para los especialistas, carecer de un presupuesto constituye una primera alarma para 2015.

“Como un objetivo para 2015, hay que darse la oportunidad de hacer un presupuesto, que no sólo permita terminar las deudas, sino para planear diferentes rubros como la protección, un fondo de emergencias o de ahorro de mediano o largo plazo”, indicó Zorrilla.

FOCOS ROJOS

Dejar de pagar una mensualidad de una deuda es el principal foco rojo para las finanzas personales.

“Si hacemos solamente el pago de los mínimos, es la antesala a la morosidad, ya que cualquier movimiento en el flujo de la familia puede provocar la falta de pago y ponerse al corriente se vuelve imposible después”, dijo Zorrilla.

Se recomienda que ante una situación de impago se cree un programa de reestructura, o en el peor de los casos, se negocie una quita, con el fin de iniciar 2015 sin el pesado lastre de una deuda sin saldar.

De acuerdo con los entrevistados, la muy temida ‘cuesta de enero’ que solía empezar en épocas decembrinas, inició en fechas recientes desde noviembre con el Buen Fin. “No obstante, hay que tener presentes los días que nos quedan para poder hacer una buena distribución de los gastos, pues todavía queda el día de Reyes, por ejemplo”, mencionó Abundiz.

TIPS

​Libérate. Si adquiriste productos en el esquema de meses sin intereses, tu línea de crédito queda comprometida para hacer otra compra o atender alguna emergencia. Procura liquidar estas deudas.

Evalúa. Si tu pago mínimo es cercano a 30 por ciento de tus ingresos, conviene hacer una reestructura antes de caer en morosidad.

Anticipa. Si estás pensando en cambiar de empleo, crea un fondo de por lo menos dos meses de tu gasto para hacer frente a cualquier eventualidad.

Valora. Si tienes pensado adquirir deudas, los expertos recomiendan que éstas te generen algún tipo de ganancia, como bienes de largo plazo o algún bien inmueble, por ejemplo.