Mis Finanzas

Blinda tus finanzas contra urgencias
y eventualidades

Para no acumular más deudas ni experiencias traumáticas,
es recomendable contar con un fondo de emergencias
y con coberturas de seguros, los cuales pueden ser un alivio
en periodos de turbulencias.
Darinka Rodríguez
27 marzo 2014 21:48 Última actualización 28 marzo 2014 5:0
ilustracion

Asegúrate de contar con un plan para prevenir imprevistos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los imprevistos y las contingencias siempre están al acecho y no estar preparados financieramente, puede hacernos perder seriamente el equilibrio.

“Todos los ahorros patrimoniales de una vida se pueden ir en un instante aunque se trate de eventos que se pueden prevenir”, comentó Gianco Abundiz, asesor de finanzas personales.

Con base en cifras de la Comisión Nacional para la Prevención de Accidentes de la Secretaría de Salud (SS), México es uno de los diez países con mayor número de muertes por accidentes de tránsito y se estima que el costo de las lesiones, discapacidad y muertes por esta causa superó los 120 mil millones de pesos al año pasado.

En tanto, en 2012 hubo más de 434 mil accidentes de trabajo y mil 152 defunciones laborales, de acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Además, hay otras contingencias como separaciones conyugales o la pérdida de empleo, que implican desembolsos no planeados, por lo que se vuelve indispensable contar con protección financiera contra emergencias.

DE INICIO: EL SEGURO

Para Abundiz, el primer paso para protegerse contra cualquier imprevisto es la adquisición de seguros.

“El fondo de emergencia empieza cubriendo lo que sí es asegurable: pólizas de vida, de gastos médicos y de vivienda, y aunque hay gente que diga que es caro, es recomendable poner metas para la adquisición de protección”, expuso en entrevista el especialista en finanzas personales. Por ende, recomendó hacer un plan a largo plazo de adquisición de seguros.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), señala que los seguros constituyen un colchón financiero que “evita desequilibrios en las finanzas personales ante un evento dramático que demande el desembolso de montos importantes”.

En ese sentido, para las personas que no cuenten con muchos recursos, Abundiz recomendó adquirir una póliza temporal a un año cuyo costo promedio es de ochenta pesos mensuales, dependiendo de la edad y el género del titular, por una suma asegurada de cien mil pesos, “que se debe preferir antes que el gasto en refrescos o cigarros”.

PARA LA ÉPOCA DE 'VACAS FLACAS'

Una vez que el individuo cuenta con la seguridad de una póliza de vida y de salud, debe estar consciente que la presencia de “malas rachas” o de situaciones inesperadas podrían limitar el pago de instrumentos financieros y otras deudas que ya se tengan.

“Yo recomiendo que se vaya apartando del bolsillo lo más rápido posible cantidades suficientes para tener disponibles tres meses de gasto básico, y con ese monto poder obtener la tranquilidad de que se sortearán los gastos de vivienda, comida y educación”, precisó Abundiz.

Pero, guardar el dinero debajo del colchón no constituye una opción plausible. Para hacer frente a las eventualidades el experto recomendó tener los recursos en un pagaré bancario, en vez de fondos de inversión.

“Lo que se necesita es liquidez y no una variación bursátil; por lo que lo recomendable es tenerlo en un pagaré bancario que le brinde liquidez diaria, aunque el rendimiento no sea alto pues lo importante es no tenerlo ocioso”, explicó el asesor de finanzas personales.