Mis Finanzas

Arma el guardarropa
de tus sueños sin desnudar tus finanzas

Ir de shopping puede convertirse en una actividad emocionante e inteligente. Planifica tus compras anuales, adquiere prendas básicas y otras que te permitan sacar mayor provecho de las que ya tienes e invierte ocasionalmente en alguna prenda clave para situaciones especiales.
Darinka Rodríguez
02 julio 2014 22:4 Última actualización 03 julio 2014 5:0
Clóset

Tener un buen guardarropa no debe ser sinónimo de gastar grandes cantidades de dinero. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- “La elegancia no consiste en ponerse un vestido nuevo”, fue una de las máximas de la mítica diseñadora francesa, Gabrielle ‘Coco’ Chanel, creadora del traje sastre de mujer, y quien convirtió al saco en una prenda básica.

Sin embargo, no es poco común realizar fuertes desembolsos de dinero, por prendas que terminan en el fondo del armario, cuando siguiendo unos sencillos pasos, podrías ahorrar al momento adquirir prendas de vestir. De acuerdo con un análisis de la firma Invista, en México se compra ropa en promedio tres o cuatro veces al año y más de la mitad de estas compras se hacen sin planificar.

Guillermo León, académico de la Escuela de Moda Jannette Klein, comentó que es importante planear cómo usaremos nuestros recursos al adquirir nueva indumentaria.


“Comprar ropa es una inversión, al final del día es importante que las prendas hablen de ti, pero es sabio no dedicar espacio a cosas que uno nunca se pone”, dijo en entrevista.

Por su parte, Fernando Bermúdez Barreiro, coordinador de la licenciatura en Diseño Textil de la Universidad Iberoamericana (UIA), indicó que tanto hombres como mujeres tienden a hacer un mal uso de las prendas que poseen.

“Usamos el mínimo de nuestro clóset y es una forma de comprar del continente americano, al acumular ropa con la idea de que será usada posteriormente; mientras que los europeos compran por temporada unas diez o doce piezas combinables entre sí para después renovar el guardarropa, invirtiendo sólo en piezas más caras”, expuso el especialista.

Las tiendas departamentales y los centros comerciales son los preferidos para hacer shopping, seguido por mercados y tianguis, donde se puede ofertar ropa ‘pirata’.

Este tipo de prendas, llega hasta 58 por ciento del total que se comercializan en el país, de acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

EL ARMARIO FUNCIONAL

Los especialistas recomendaron realizar un gasto no sólo en función del precio, sino también de la calidad de las prendas. Asimismo, sugirieron que antes de comprar, se haga un análisis minucioso de las cosas que ya se tienen.

“Cuando se compra ropa, surge una excitación que hace que las primeras veces sea divertido, pero después va perdiendo significado, por lo que lo primero que debemos de pensar es, si combina con las cosas que ya tenemos”, dijo Bermúdez.

Agregó que si una prenda nueva combina con otras cuatro de nuestro guardarropa, estamos hablando de una “compra inteligente”; mientras que si combina con dos o menos, se trata de un gasto innecesario.

Por su parte, Guillermo León señaló que es importante conocer el presupuesto, así como los textiles usados en las prendas para saber qué tipo de cuidado necesitan.

“Debemos conocer nuestro presupuesto. Si es limitado y esporádico, o frecuente pero no muy holgado, lo primero que debemos es pensar en prendas básicas en colores neutros como jeans, camisas o blusas en colores lisos y un ‘trench coat’ que es un abrigo ligero de gabardina que no resulta tan pesado”, comentó.

Coincidieron en la sugerencia de adquirir una serie de prendas de materiales como algodón que son sencillos y adquirir prendas más elaboradas o de temporada para utilizarlas en eventos especiales, o simplemente por darse un gusto, pero analizando los beneficios, no sólo por un impulso consumista.

TIPS

1. Antes de comprar. Revisa tu guardarropa y estudia cuáles prendas te sirven para el descanso y cuáles para otras actividades.

2. Combina. Tus prendas pueden tener más vida de lo que piensas, por lo que antes de adquirir nuevas, piensa si combinando piezas puedes ‘revivir’ ropa que probablemente tenías olvidada.

3. Los accesorios. Antes de adquirir una nueva prenda, revisa si no luciría mejor con un accesorio.

4. Los colores. Tal vez tengas tonos preferidos que usas poco, mejor compra prendas con los colores que más utilizas.

5. Con inteligencia. Pruébate la prenda y obsérvala por varios ángulos. Si no estás seguro, probablemente no sea una buena inversión.