Mis Finanzas

Alternativas al nuevo “Hoy no Circula”

Ante la entrada de las modificaciones al programa Hoy no Circula en la zona metropolitana del DF, un amplio número de citadinos deberá enfrentar nuevas decisiones de transporte. Los propietarios de vehículos con más de 21 años pueden optar por usar transporte público u otras opciones como bici y motocicleta.
Darinka Rodríguez
09 julio 2014 21:44 Última actualización 10 julio 2014 5:0
Hoy no circula

Ante el Hoy no Circula, pueden considerarse diversas alternativas de transporte. (Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Ciudad de México es de quien la habita y también de quien la transita, ya sea en auto, transporte público, a pie o en bicicleta.

Para cualquier traslado se requiere tomar decisiones sobre cómo usaremos nuestros recursos, ya sea económicos o de tiempo, y con la entrada en vigor del nuevo esquema Hoy no circula para la Zona metropolitana de la Ciudad de México, esto se intensifica, ya que 32 por ciento del parque vehicular dejará de circular dos sábados al mes y un día entre semana.

Rodolfo Cobos, académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Panamericana (UP), dijo que la adquisición de un vehículo nuevo o de mejores características puede ser un impedimento para más de 80 por ciento de la población.


“La industria automotriz ha tenido una política poco acertada para los automóviles híbridos o eléctricos, pues se venden a precios prohibitivos y si la intención es cambiar el parque vehicular se debería estar apostando a la venta de un gran volumen para recuperar la inversión en desarrollo”, expuso en entrevista.

Sin embargo, para quienes por el momento sea poco asequible adquirir un nuevo vehículo más eficiente, recomendó echar mano de las alternativas con que se cuentan, como el transporte público, motocicletas y bicicletas tradicionales o eléctricas. “El problema fundamental es la educación, pues hay una falta gigantesca de respeto entre peatones y vehículos que hace difícil la convivencia”, indicó.

Por su parte, Rafael Zamudio Mendoza, coordinador de transporte eficiente de la asociación civil El Poder del Consumidor, comentó que México pertenece a los primeros 15 países con mayores ventas de automóviles y sugirió un mayor uso del transporte público.

“Reconocemos que hoy en día éste no tiene la capacidad operativa y de atención de demanda para el alto volumen, por lo que exhortamos a la autoridad a que ofrezca un paquete más robusto para expandir la red integrada de transporte público”, dijo en entrevista.

NO UN SOLO TRANSPORTE, VARIOS

Xavier Treviño, director para México del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), indicó que los costos del uso del automóvil son altos por la inversión inicial y los gastos de operación y mantenimiento.

“Lo peor que podemos hacer es usar el auto para ir a la oficina; si hay que usarlo por distancias largas es preferible compartirlo o alternarlo con otros medios”, explicó.

Dijo que 30 por ciento de los viajes en la ciudad se hacen en automóvil particular, pero la tasa sigue creciendo, por lo que es importante pensar en diversas alternativas.

“Lo peor que podemos ser, es ser “mono-móviles” o “mono-modales”, pues sólo usar un tipo de transporte nos cierra opciones”.
Por ejemplo, dijo, se puede combinar el uso del auto y de bicicleta plegable o de transporte público y bicicleta pública. “La idea es probar el transporte que mejor se adapte a nuestros trayectos”, sugirió.

TIPS

Evalúa el uso. El costo de usar el automóvil es alto, pero si realizas grandes trayectos considera un financiamiento para la adquisición de uno más eficiente.

Comparte el auto. Examina la posibilidad de hacer viajes compartidos para dividir el gasto entre varias personas.

Piensa en alternativas. Si viajas tramos de 5 a 10 kilómetros diarios considera la bicicleta o bici eléctrica, mientras que para tramos de 10 a 25 kilómetros diarios se recomienda la motocicleta.

Sé multimodal. Usa varios métodos de transportación: Auto y bicicleta, transporte público y bicicleta plegable, para reducir costos.