Mis Finanzas

Ahorrar sin un plan puede ser una obsesión

Aunque menos de una tercera parte de los mexicanos ahorran, los que sí guardan su dinero, puede obsesionarse con él, de manera que terminen siendo afectados porque evitan realizar gastos necesarios, como en la salud o la alimentación.
Brenda Acosta
19 agosto 2015 23:21 Última actualización 20 agosto 2015 5:5
ahorro

Si vas a iniciar un esquema de ahorro, determina los objetivos de éste. (Alejandro Gómez)

En México sólo 34 por ciento de las personas ahorra y siete de cada 10 ahorradores lo hacen para poder afrontar una emergencia, de acuerdo datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Aunque hay pocos ahorradores en el país, expertos reconocen que existen los casos extremos en los que las personas guardan su dinero de forma obsesiva, al punto de no querer gastar y comenzar a limitarse en gustos o necesidades.

Analistas advirtieron que cuando una persona tiene demasiado apego por el dinero, es posible que incluso tenga problemas, al postergar gastos en su salud o alimentación.

“Cuando nosotros ahorramos por el simple hecho de ahorrar y no tenemos una expectativa de algo es muy fácil que ese ahorro no tenga ningún sentido y estemos tentados a utilizarlo para otra cosa, esto se convierte en algo peligroso porque gastamos por gastar y no pensamos si es un deseo o una necesidad”, comenta Ángel Méndez profesor de la Universidad La Salle.

TIPS
ANALIZA. Estudia cuáles son tus objetivos a futuro, para que tus ahorros los movilices y los gastes de manera inteligente.

PLANEA. No se trata de ahorrar por ahorrar, sino de tener objetivos y metas claras que puedan ser medibles en el futuro.

ORGANIZA. Tener un ahorro es necesario y benéfico, pero limitar tus necesidades no lo es. Lo mejor es definir los gastos.


Los especialistas opinan que el ahorro sin objetivos y sin la vinculación con las metas personales y profesionales, puede convertirse en un error.

¿EN CASA O EN EL BANCO?
En México el 36. 7 por ciento de los ahorradores deposita su dinero en instituciones financieras y 30.3 por ciento ahorra por su cuenta, de acuerdo con los datos de la Consar.

El mantener tus ahorros en un banco es principalmente por seguridad y para que tu dinero genere intereses, aunque debes tomar en cuenta las comisiones que pueden cobrarte por la admnistración de la cuenta, en algunos casos pueden ser altas, por lo que es necesario estar informado.

“Alguien que no tiene un plan financiero y tiene la necesidad de rendimientos le recomiendo invertir en renta fija, a una persona que tiene la oportunidad de invertir a largo plazo y es joven le recomiendo instrumentos de renta variable. Los instrumentos de renta fija son aquellos que te garantizan un rendimiento mensual, los instrumentos de renta variable no te garantizan un rendimiento, sino va en función de la demanda que tenga el instrumento que a veces puede ser alto, a veces bajo o negativo”, comenta Sergio Jordán, catedrático de la Universidad La Salle.

Ahora, el problema de tenerlo en casa es la inseguridad porque puede suceder un accidente o un desastre natural en tu hogar, o tus ahorros pueden ser víctimas de robo.

Otra opción para poder movilizar tus ahorros es abrir un negocio propio, pues si tienes experiencia en alguna materia puedes comenzar a innovar y ser tu propio jefe, generar empleos y con ello obtener más ingresos, así estarás agilizando tus ahorros y su valor monetario. Si no posees experiencia en el manejo de un negocio propio, puedes acercarte a una institución especializada en pymes, que pueda capacitarte.

Por último, es necesario que pienses lo que en realidad quieres hacer con tu dinero y que analices si deseas disfrutarlo tú. Puedes recordar si tienes algún deseo, como un viaje o un objeto, y poder comprarlo, siempre de manera inteligente y si la cantidad que tienes ahorrada es suficiente para poder costear ese deseo, ya que si no lo haces y te endeudas, de alguna manera, tus ahorros se habrán vuelto en tu contra.