Mercados

¿Por qué el yuan es una amenaza para el peso?

El analista que predice con más exactitud la cotización del peso mexicano espera que la moneda se deprecie 7% al finalizar el año, de la mano de la caída de la moneda china.
Bloomberg
04 abril 2016 14:16 Última actualización 04 abril 2016 20:4
Etiquetas
yuan (reuters)

yuan (reuters)

Los mercados tienen en la mira a un importante conductor de las divisas de América Latina: el yuan, dijo el economista que predijo con más exactitud el precio del peso mexicano en el primer trimestre del año.

Andrés Jaime, que empezó la cobertura del peso para Barclays en mayo pasado y ahora encabeza el ranking de los analistas de Bloomberg, espera que el peso se deprecie siete por ciento al finalizar el año a 18.50 por dólar en el mercado interbancario (lo que le acercaría a 19 pesos en bancos), mientras el petróleo permanece cerca de su precio actual y la economía de China se desacelera.

Los pronósticos de Barclays para la economía del país asiático es que ésta se expandirá 6.2 por ciento en 2016, comparada con el 6.9 por ciento registrado el año pasado.

El yuan se debilitará ocho por ciento a la venta a siete unidades por dólar al finalizar el año, según Barclays, lo que a su vez arrastrará al peso mexicano, la moneda de mercados emergentes más comercializada en el mundo, dijo Jaime.

“Cuando hablo con la gente sobre esto, parece que hay algo que no ven claramente, pero es definitivamente importante para mí”, dijo Jaime en entrevista telefónica desde Nueva York.

“China no sólo es el competidor más grande de México en el sector manufacturero, el yuan ha estado dictado la confianza globalmente por más de un año. El peso sigue estando altamente relacionado con el riesgo de los mercados emergentes, lo que le da importancia adicional al yuan”.


Con 135 mil millones de dólares en el comercio diario, la alta liquidez del peso y su accesible horario de negociación lo hacen un favorito para los comerciantes en una cobertura contra el riesgo de otras economías emergentes.

Eso lo hace vulnerable a los cambios cuando los inversionistas huyen de activos más riesgosos.

Desde agosto de 2014, cuando las monedas de los mercados emergentes comenzaron a ver las pérdidas impulsadas por una caída en el precio de las materias primas el peso ha sido la tercera moneda más correlacionada con el yuan de uso foráneo, después de la divisa de Singapur y los dólares australianos, según datos de Bloomberg

En febrero, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunciaron medidas para frenar a los especuladores de utilizar el peso como una herramienta de cobertura, lo que frenó la escalada del dólar, que rondó los 20 pesos.

La previsión media de los economistas encuestados por Bloomberg es que el peso se debilitará 0.3 por ciento a 17.50 unidades por dólar al final del cuarto trimestre.

Según datos compilados por Bloomberg, Morgan Stanley tiene la previsión más bajista sobre el peso y lo ve negociando a 19.40 pesos por dólar al final del año.

En el otro extremo, Standard Chartered, espera que el dólar se cotice en 15 pesos a finales de 2016.