Mercados

Yen y euro caen 1% frente al dólar; China calma a mercados financieros

El índice dólar, que rastrea el billete verde frente a 10 pares, subía 0.88% a 96.83 unidades,  después de la última semana de caída hasta el nivel más bajo desde noviembre.
Agencias
15 febrero 2016 9:48 Última actualización 15 febrero 2016 9:59
En el Euro y el Yen está la repuesta para los inversionistas, afirman expertos. (Bloomberg)

En el Euro y el Yen está la repuesta para los inversionistas, afirman expertos. (Bloomberg)

LONDRES.- El dólar se recuperaba este lunes frente al euro y el yen, después de que una advertencia del primer ministro japonés sobre la volatilidad excesiva en los mercados cambiarios, junto con el mayor aumento diario del yuan chino en más de una década, contribuyeran a calmar el nerviosismo financiero.

El billete verde subía 1.09 por ciento a 114.44 yenes en Londres después de ganar 0.7 por ciento el viernes. La moneda estadounidense se fortalecía 1.06 por ciento a 1.1141 unidades por euro.

En tanto, el índice dólar, que rastrea el billete verde frente a 10 pares, sube 0.88 por ciento (96.83) después de la última semana de caída hasta el nivel más bajo desde noviembre.


Una liquidación de acciones desde el comienzo de febrero causó un oleada de flujos de capitales en busca de la tradicional seguridad de Japón, llevando a un avance de 7 por ciento del yen y provocando especulaciones de que Tokio intervendría para debilitar la moneda.

El primer ministro japonés Shinzo Abe dijo al Parlamento que la "volatilidad cambiaria excesiva es indeseable" y que se tomarán medidas apropiadas en el mercado de monedas según sea necesario.

Abe dijo también que esperaba que los líderes financieros del Grupo de los 20 tome medidas apropiadas para atender los problemas económicos globales cuando se vean en Shanghái la próxima semana.

El jefe del banco central chino, Zhou Xiaochuan, también minimizó los beneficios de los controles de capitales y dijo que era bastante normal que las reservas internacionales caigan o suban.

Eso contribuyó a la mayor alza de las tasas chinas para el yuan desde que el país abandonó una paridad oficial con el dólar en 2005.