Mercados

Continuará alza gradual de tasas pese a la débil inflación, señala Yellen

La máxima autoridad de la Reserva Federal puntualizó que no existe suficiente evidencia de un cambio importante en la dinámica de la inflación como para que la entidad financiera se retracte de su plan de subir gradualmente las tasas de interés.
Agencias
26 septiembre 2017 12:18 Última actualización 26 septiembre 2017 13:53
Yellen (bloomberg)

Yellen (bloomberg)

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo que elevar gradualmente las tasas de interés es la postura política más adecuada ahora en momentos de mayor incertidumbre sobre la inflación.

"Sería imprudente mantener la política monetaria en suspenso hasta que la inflación vuelva al 2 por ciento", dijo este martes en comentarios preparados para ser pronunciados en Cleveland. Además, dijo que la Fed "también debe tener cuidado de moverse demasiado gradualmente."

Las autoridades del banco central estadounidense están siguiendo el progreso de su meta de inflación del 2 por ciento, que mayormente no han alcanzado en los últimos cinco años. No obstante, los pronósticos trimestrales de la Fed publicados la semana pasada siguieron mostrando que la mayoría de los miembros proyecta un alza adicional de tasas este año y tres más en 2018.

Yellen, en su discurso más específico sobre los riesgos de inflación este año, describió tres áreas de incertidumbre en el panorama inflacionario. "Mis colegas y yo pudimos haber juzgado mal la fortaleza del mercado laboral, el grado en que las expectativas de inflación a largo plazo son consistentes con nuestro objetivo de inflación o incluso las fuerzas fundamentales que impulsan la inflación", dijo.

Es posible, dijo Yellen, que la Fed haya sido "imprecisa" en torno a sus modelos de inflación y que haya "malinterpretado" asuntos clave como la fortaleza subyacente del mercado laboral y la estabilidad de las expectativas sobre el índice de alzas de precios.

Aunque no existe suficiente evidencia de un cambio trascendental en la dinámica de la inflación como para que la Fed se retracte de su plan de subir gradualmente las tasas de interés, Yellen dijo que el banco central debía permanecer abierto a la posibilidad.

La baja inflación reciente "probablemente refleja factores cuya influencia debería disiparse con el tiempo", mencionó Yellen en su discurso de 37 páginas ante la Asociación Nacional de Economía Empresarial.

Pese a las "muchas incertidumbres" acerca de cómo se está comportando la inflación, Yellen dijo que, sin embargo, "sería imprudente mantener la política monetaria en pausa hasta que la inflación vuelva al 2 por ciento".


"Sin más alzas modestas de las tasas de fondos federales durante un tiempo, hay un riesgo de que el mercado laboral pueda eventualmente sobrecalentarse, creando potencialmente un problema inflacionario que podría ser difícil de superar sin disparar una recesión", explicó la funcionaria.

Los comentarios de Yellen intentan zanjar un debate que ha dividido a los miembros de la Fed entre aquellos preocupados porque la inflación podría estar anclada permanentemente por debajo de la meta del 2 por ciento, y quienes sienten que es solo cuestión de tiempo antes de que el crecimiento del empleo haga subir salarios y precios.

Yellen no dio una respuesta definitiva, apuntando al hecho de que en los pronósticos actuales hay un 30 por ciento de posibilidades de que la inflación esté entre 1 y 3 por ciento, un rango muy amplio que podría cambiar el enfoque de la política monetaria de la Fed.

Pero dejó en claro que, en cuestión de manejar riesgos, la Fed todavía siente que un ritmo gradual de alzas de tasas sigue siendo la base.

Tras los comentarios de Yellen, el dólar primero se disparó pero luego retrocedió, reflejando la incertidumbre sobre el mensaje de la presidenta de la Fed. Los rendimientos de los bonos del Tesoro y las acciones en Wall Street subían levemente.

Con información de Bloomberg y Reuters