Mercados

Crecimiento del 3% en EU sería un "gran desafío": Yellen 

La presidenta de la Fed señaló que sería maravilloso si se pudiera lograr el objetivo de crecimiento del 3 por ciento fijado por el presidente Donald Trump.
Reuters
13 julio 2017 11:1 Última actualización 13 julio 2017 13:27
yellen

(Especial)

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo este jueves que será un "gran desafío" para Estados Unidos alcanzar el objetivo de crecimiento del 3 por ciento fijado por el presidente Donald Trump.

"Creo que es algo que sería maravilloso si se pudiera lograr", comentó en una audiencia ante una comisión del Senado. "Creo que sería un gran desafío", agregó.

En su testimonio del miércoles ante los miembros del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Yellen utilizó un tono moderado en materia de futuras alzas de tasas de interés.

La presidenta de la Fed dijo que la economía se encuentra lo suficientemente saludable como para que la Reserva Federal avance con los planes para elevar las tasas y comience a desmantelar su enorme cartera de bonos, aunque la baja inflación dejaría al Banco Central con un margen escaso.

En lo que podría ser una de sus últimas comparecencias en el Congreso, Yellen presentó una economía que, si bien crece lentamente, continúa creando empleos, se beneficia por un constante consumo de las familias y un reciente salto de la inversión empresarial, apuntalada también por unas condiciones más fuertes en el exterior.

La Fed "continúa previendo que la evolución de la economía justificará graduales incrementos de la tasa de fondos federales con el tiempo", dijo Yellen en un testimonio preparado, mientras que las reducciones de la cartera de valores de la Fed, de más de 4 billones de dólares, probablemente empiecen "este año".

Pero también notó que dadas las estimaciones actuales, la tasa de fondos federales "no tendría que subir mucho más" para alcanzar un nivel neutral que no acelere ni desaliente la actividad económica.

La Fed aún siente que la economía necesita una política monetaria expansiva, por lo que una tasa neutral más baja implica que el Banco Central podría verse obligado a reducir el ritmo de alzas de tasas en el futuro.