Mercados

Yellen externa preocupación por desigualdad económica

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, no hizo comentarios sobre la política monetaria estadounidense.
Reuters
17 octubre 2014 13:5 Última actualización 17 octubre 2014 13:45
Funcionarios públicos

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos. (Reuters)

BOSTON.- La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, expresó el viernes una "gran preocupación" por el aumento de la desigualdad de ingresos y riqueza en el país y sugirió en un detallado discurso que los estadounidenses deben preguntarse si esta situación es compatible con los valores de la nación.

En momentos en que los mercados financieros globales parecen hacer una pausa de un frenesí de olas liquidadoras, Yellen no hizo comentarios sobre la volatilidad bursátil o la política monetaria.

En lugar de ello, se enfocó en abordar la brecha entre ricos y pobres, que se ha incrementado en las últimas décadas y durante el período de recuperación económica de Estados Unidos.

"El alcance y constante incremento de la desigualdad en Estados Unidos es de gran preocupación para mí", dijo Yellen en una conferencia sobre la brecha económica en Boston.

"No es un secreto que en las últimas décadas el aumento de la desigualdad puede resumirse en significativas ganancias de renta y riqueza para aquellos que están en lo más alto y en estancamiento de los estándares de vida para la mayoría", sostuvo en comentarios preparados de su discurso.

"Creo que es apropiado preguntarse si esta tendencia es compatible con los valores arraigados históricamente en nuestra nación, entre ellos el elevado valor que los estadounidenses han otorgado tradicionalmente a la igualdad de oportunidades", indicó.

Su discurso está basado mayormente en datos compilados por la Fed y en otras fuentes. No se espera que Yellen responda a preguntas.

Una volatilidad no vista en años ha remecido a los mercados financieros globales esta semana por el temor de los inversores a una recesión en Europa, la desaceleración en Japón y China y el brote del ébola.