Mercados

WTI cierra en mínimo
de dos semanas; Brent pierde nivel de 48 dólares 

El precio del crudo WTI perdió 2.8 por ciento al final de la sesión, borrando la ganancia del 2.3 por ciento del viernes, dirigiéndose a anotar una caída de 11 por ciento en septiembre y su undécimo declive en los últimos 15 meses.
Redacción
28 septiembre 2015 8:38 Última actualización 28 septiembre 2015 15:13
crudo petróleo refinería (Bloomberg/Archivo)

crudo petróleo refinería (Bloomberg/Archivo)

Los precios del petróleo WTI cerraron en mínimo de dos semanas, arrastrado por nuevos síntomas de la debilidad de la economía china que renuevan la incertidumbre por el impacto que pueda tener en la demanda de crudo.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del crudo WTI para entrega en noviembre cayeron 2.77 por ciento, a 44.43 dólares por barril, su precio de cierre más bajo desde el 14 de septiembre.

El precio del crudo en Estados Unidos ya se había recuperado la semana pasada de un mínimo de seis años en agosto. El contrato se ha reducido 9.7 por ciento este mes.


El precio del crudo se encamina a anotar una caída de 11 por ciento en septiembre, su undécimo declive en los últimos 15 meses. 

En tanto, el barril de crudo Brent para entrega en noviembre cerró hoy en el mercado de futuros de Londres en 47.34 dólares, 2.6 por ciento menos que al cierre de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un retroceso de 1.26 dólares respecto a la última negociación, cuando finalizó en 48.58 dólares.

Los analistas coincidieron hoy en atribuir la nueva caída del precio del petróleo a la publicación de indicadores que confirman la debilidad de la economía en China, el mayor consumidor energético del mundo junto a Estados unidos.

Los beneficios de las principales industrias de China cayeron 8.8 por ciento en agosto, profundizando así la caída de 2.9 por ciento que se registró en julio, según informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

La economía china sigue enfrentándose a presiones y las autoridades han impulsado medidas de estímulo para amortiguar la desaceleración que está poniendo en riesgo que el gigante asiático pueda cumplir con su objetivo de crecimiento para este año, fijado en el 7 por ciento.