Mercados

WTI cierra con marginal alza; Brent repunta 0.20%

El crudo Brent se recuperaba desde el mínimo de 14 meses que tocó la semana pasada, en momentos en que operadores seguían de cerca algunos trabajos de mantenimiento en el Mar del Norte y tras una caída en los inventarios de crudo en Estados Unidos.
Guadalupe Hernández
27 agosto 2014 15:2 Última actualización 27 agosto 2014 15:17
[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 96.72 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el lunes en 114.36 unidades.

[Bloomberg] El WTI se cotizaba en 96.72 dólares. La canasta de la OPEP finalizó el lunes en 114.36 unidades.

Los futuros del WTI mostraron ligeros cambios al cierre, después que los datos de la EIA mostraron que los suministros de crudo disminuyeron, por cuarta sesión consecutiva más de lo previsto, por un mayor procesamiento en las refinerías, mientras que los de gasolina también bajaron y los de destilados subieron.

El barril de crudo ligero (WTI) para entrega en octubre subió 2 centavos para cerrar en en la bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) en 93.88 dólares, respecto al cierre previo. 

Por su lado, los contratos del Brent para entrega en octubre terminaron la sesión en 102.72 dólares, un alza del 0.20 por ciento, en la bolsa ICE Futures Europa con sede en Londres.

Los inventarios de crudo cayeron en 2.1 millones de barriles, en la semana al 22 de agosto, a 360.5 millones, muy por arriba de las expectativas de analistas que esperaban un declive de 1.3 millones de barriles.

En tanto que las existencias en Cushing, punto de entrega del referencial estadounidense de crudo, subieron 508.000 barriles, mientras que las importaciones subieron 84.000 barriles por día.

De acuerdo con la EIA, las refinerías mantuvieron elevadas sus tasas de procesamiento y subieron su capacidad total en 0.1 punto porcentual al 93.5 por ciento.

La administradora de energía pronostica la producción de Estados Unidos llegará a 9.28 millones de barriles diarios en 2015, el promedio anual más alto desde 1972.

La producción se ha disparado este año como una combinación de la perforación horizontal y la fracturación hidráulica o fracking, ha desbloqueado suministros atrapados en formaciones de esquisto, incluyendo el Bakken en Dakota del Norte y el Ford Eagle en Texas.