Mercados

WS en el cielo: S&P
en mil 900 puntos;
BMV, rezagada

La confianza empresarial en EU sube; mientras tanto, en México el mercado sigue contaminado por las leyes secundarias y el PIB
25 mayo 2014 19:57 Última actualización 26 mayo 2014 5:5
NYSE

En el piso del New York Stock Exchange en New York. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las bolsas de valores de Nueva York siguen una trayectoria alcista que llevó el viernes a uno de sus indicadores a registrar un cierre histórico, otro está muy cerca de lograr el mismo objetivo y uno más se ubica cerca de su punto más alto en 14 años.

Sin embargo, el optimismo que se registra en el mercado de valores más importante del mundo y el de mayor influencia para México, no logra “jalar” al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

De acuerdo con las cifras de cierre del viernes anterior, el índice más amplio del mercado de valores de Nueva York, el S&P500, rebasó por primera ocasión en su historia los mil 900 puntos.

El S&P500 contempla en su muestra a las 500 empresas más importantes del mundo de acuerdo a sus niveles de capitalización; el viernes pasado ganó 0.42 por ciento para colocarse al cierre de las operaciones en mil 900.53 unidades; durante el año reporta un beneficio de 2.82 por ciento.

La cifra de cierre sin precedente en el S&P500 muestra la confianza que empieza a generarse en el sector empresarial estadounidense ante lo que parece ser una lenta pero constante recuperación económica.

El Dow Jones también está prácticamente en un nivel de cierre histórico, pues la semana pasada terminó en 16 mil 606.27 unidades; por su parte, el índice de acciones tecnológicas Nasdaq se acerca a su nivel más alto en 14 años, el cierre del viernes fue de 4 mil 185.81 unidades.
El balance del año para el caso del Dow Jones es positivo con 0.18 por ciento, y 0.22 por ciento para el Nasdaq.

Las bolsas de valores de Nueva York vuelven a zona de ganancias después de que retrocedieran a finales de abril y los primeros días de mayo, afectadas por la volatilidad.

Mientras tanto, en México el índice accionario nacional no encuentra un punto de inflexión, se mueve cerca de 42 mil puntos pero sin lograr consolidarse después de que reaccionara cuando bajó de 39 mil unidades hace ya cuatro semanas.

Los temas centrales en el país son las leyes secundarias de las reformas del año pasado, que no han aterrizado; también el asunto del crecimiento económico puede contaminar a los mercados luego de la quinta revisión a la baja que se hace en la presente administración respecto a la expectativa de incremento para el PIB del país.

Al cierre de la semana pasada el IPC de la BMV quedó en 41 mil 917.92 puntos, con una disminución de 0.06 por ciento en la sesión del viernes; también reportó un avance casi imperceptible de 0.04 por ciento en la semana y se mantiene en terreno negativo durante el año al reportar un balance negativo de 1.89 puntos porcentuales.

La trayectoria negativa de la bolsa de valores mexicana se explica en gran parte al observar el desempeño de la acción de América Móvil, el título más influyente del mercado con casi 16 por ciento de peso específico en la muestra total.

Durante el presente año dicha acción retrocede 15.83 por ciento; sin embargo, otras emisoras de peso importante también reportan un balance negativo, tal es el caso del título de Walmart con un retroceso de 3.67 por ciento y el de Femsa con 1.39 por ciento a la baja.

Son factores internos los que impiden que el mercado accionario nacional siga la tendencia de la bolsa de Nueva York, la plaza que más influye en nuestro país.

En estos momentos la BMV se pierde un bull market en Nueva York.