Mercados

Wall Street se mantiene en alza; Nasdaq sube 0.43%

Los inversionistas esperan el comunicado de política monetaria de la Reserva Federal, el miércoles, en el que se prevé que el banco central estadounidense anunciará una reducción en su programa de compra de bonos.
Redacción
17 junio 2014 9:27 Última actualización 17 junio 2014 12:15
New York Stock Echange

Piso de remates del NYSE. (Reuters)

El mercado de Wall Street mantiene operaciones en alza, en medio de la expectativa por la reunión de política monetaria de la Fed y pese a datos de viviendas más bajos que lo esperado y al último recrudecimiento de las tensiones en Irak.

El Nasdaq Composite, encabeza las ganancias la subir un 0.43 por ciento y cotizarse en las cuatro mil 339.82 unidades.

En tanto que el promedio industrial Dow Jones opera en alza de 0.12 por ciento, a 16 mil 800.80 unidades, mientras que el Standard & Poor’s 500 avanza un 0.16 por ciento, hasta las mil 940.89 unidades.

Los inicios y permisos para construir casas en Estados Unidos cayeron más que lo esperado en mayo, un 6.5 por ciento, a una tasa anual desestacionalizada de 1 millón de unidades, mientras que el índice de precios al consumidor subió un 0.4 por ciento el mes pasado.

La cifra apunta a una reafirmación constante de las presiones inflacionarias que debería aplacar temores de algunos funcionarios de la Fed de que la inflación está demasiado baja.

La Fed comenzó a las 10.00 hora local (1400 GMT) una nueva reunión de política monetaria de dos días, que concluiría con otro recorte de 10 mil millones de dólares en sus compras mensuales de bonos.

Cualquier comentario sobre una posible alza en las tasas de interés y la debilidad de la economía estadounidense por parte de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, que ofrecerá declaraciones tras el comunicado, serán analizados cuidadosamente.

Los inversionistas han estado más cautelosos de que los bancos centrales se vuelvan más agresivos en sus medidas desde que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, sorprendió a los mercados el jueves al decir que Gran Bretaña sería la primera gran economía en ajustar su política monetaria desde la crisis financiera del 2008.