Mercados

Wall Street alerta sobre riesgos de donar a fórmula Trump-Pence

Wall Street advierte que hacer donaciones a la fórmula presidencial Trump-Pence podría resultar problemático para los que hagan la aportación.
Bloomberg
08 septiembre 2016 21:26 Última actualización 09 septiembre 2016 5:0
Donald Trump (Bloomberg)

Donald Trump (Bloomberg)

Goldman Sachs Group se sumó a Credit Suisse Group y a Northern Trust y advirtió a sus empleados sobre las donaciones políticas para evitar violar la disposición federal de pay to play. La regla, destinada a impedir que firmas y empleados hagan aportes para luego obtener negocios, complica las donaciones a la campaña presidencial porque el nominado presidencial republicano Donald Trump eligió como compañero de fórmula al gobernador de Indiana, Mike Pence, que tiene a su cargo el sistema público de pensiones del estado.

El sistema de Indiana trabaja con más de 50 grandes firmas administradoras de activos, entre ellas BlackRock, Blackstone Group y Bridgewater Associates, según documentos de planes de retiro. Si las firmas o los empleados hacen donaciones a la campaña de Trump, es probable que deban renunciar a pagos de Indiana durante los próximos dos años y tal vez hasta que sean objeto de otras sanciones, según la regla.

Goldman Sachs prohibió a todos sus socios hacer contribuciones a candidatos estatales y municipales, así como a funcionarios estatales o municipales que busquen cargos federales. A partir del 1 de septiembre se considera que todo socio es una “persona con restricciones”, que tiene prohibido participar en actividades políticas o hacer regalos de campaña a esos candidatos y funcionarios, según un memo interno enviado el 29 de agosto a los socios.

“El cambio de política tiene por objeto evitar la violación involuntaria de las reglas sobre pay to play, en especial la cláusula retroactiva, cuando los socios acceden a puestos que cubren esas reglas”, dijo en el memo la firma de Nueva York. “Las sanciones por la violación de esas reglas pueden ser graves y comprenden multas y la prohibición de que la firma haga negocios con clientes gubernamentales en una jurisdicción específica durante un período de por lo menos dos años”.

Credit Suisse, que tiene sede en Zúrich, envió en julio a sus empleados un memo en el cual les informa que deben avisar antes de hacer un aporte a la campaña Trump-Pence, según una persona con conocimiento del tema. Toda donación debe ser autorizada antes, dijo la persona. Northern Trust, con sede en Chicago, realizó una acción similar.