Mercados

Acción de Volkswagen
se dispara 5.3%; atentos
a reunión anual del 5 de mayo

Durante su gestión de 9 años, Piech llevó las pérdidas equivalentes a 1,000 millones de euros a una ganancia de 2,600 millones de euros mientras encabezaba la expansión de VW a una entidad de 12 marcas que fabrica desde eficientes autos citadinos hasta camiones de 40 toneladas.
Redacción
27 abril 2015 8:56 Última actualización 27 abril 2015 12:8
Especial Volkswagen

Especial Volkswagen

Las acciones de Volkswagen se disparan este lunes más de un 4 por ciento a dos días de la dimisión del presidente de su directorio Ferdinand Piech, poniendo fin a una lucha de poder con otros líderes de la empresa en apoyo de su director ejecutivo.

En las operaciones de media sesión en Europa, los títulos del gigante automotor alemán subían 4.74 por ciento, a 244.10 euros por papel en las cotizaciones en el índice DAX de la bolsa de Frankfurt.

Con la salida de Piech el sábado, Volkswagen enfrentará dos semanas de incertidumbre antes de su reunión anual del 5 de mayo.

Al consejo de supervisión le gustaría tener un candidato listo para suceder al presidente interino, Berthold Huber. Y después de eso, el gigante automotor enfrenta grandes desafíos para volver a ganar bríos en medio de una caída de las ventas en Estados Unidos y China y los altos costos en Europa.

El enfrentamiento en Salzburgo, como los medios alemanes han llamado a esa reunión, reunió a los hombres que habían cooperado con Piech durante años. Sin embargo, esta vez fue diferente.

El jefe del comité de empresa, Bernd Osterloh, abandonó al presidente de 78 años. Stephan Weil, el primer ministro socialista del estado de Baja Sajonia, que tiene una minoría de bloqueo en la empresa, respaldaba a Winterkorn. Wolfgang Porsche, pri-mo de Piech, se negó a apoyarlo, lo que sugiere que el clan Porsche había reanudado una disputa de larga data sobre Volkswagen.

Piech accedió y acordó mantener a Winterkorn. Poco después, los accionistas y partes interesadas clave le dijeron a Piech que habían perdido la confianza en él como presidente, informó la junta en un comunicado el sábado. Piech renunció de inmediato, incluyendo a todas sus funciones en la empresa. Su esposa, Ursula, también dimitió. Eso deja a Porsche como representante principal de la familia en la junta de Volkswagen.

Porsche es visto como uno de los ganadores del fallido plan de Piech para derrocar al presidente ejecutivo de Volkswagen. No obstante, tiene que lidiar con dos fuertes jugadores en el juego de tronos de Wolfsburgo.

El consejo de supervisión de Volkswagen se equilibra entre los 10 representantes de los trabajadores y 10 representantes de los accionistas. El presidente tiene dos votos para romper un empate, de ser necesario.