Legado de la crisis ‘azotará’ a empresas de EU
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Legado de la crisis ‘azotará’ a empresas de EU

COMPARTIR

···

Legado de la crisis ‘azotará’ a empresas de EU

Las empresas financieras y no financieras de Estados Unidos tendrán que pagar más de dos billones de dólares en los años 2021 y 2022.

Rubén Rivera
03/10/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Durante 2021 y 2022, las empresas financieras y no financieras de Estados Unidos tendrán que pagar más de un billón de dólares por año, debido a una ola de vencimientos de bonos contratados después de la crisis subprime, de acuerdo con un estudio de S&P Global Index.

En los últimos 12 meses, diversas compañías han comenzado un proceso de refinanciamiento, para evitar recibir una presión mayor de vencimientos. Se estima, que del segundo semestre de 2018 a diciembre de 2023, las compañías de ese país tendrán que pagar cerca de 4.8 billones de dólares de deuda corporativa.

De ese monto, aproximadamente 1.6 billones tiene un grado especulativo y cerca del 60 por ciento de esa deuda consiste en préstamos apalancados y revolventes.

Después de años de auge de emisiones con condiciones favorables para el endeudamiento, los mercados crediticios se están volviendo más volátiles a medida que la Reserva Federal continúa aumentado las tasas de interés y por ende los costos de financiamiento, todo ello mientras las amenazas de una desaceleración económica producto de las tensiones comerciales se profundizan.

“Los créditos de grado especulativo, particularmente aquellos con calificación B- o más baja, son los más vulnerables a los aumentos de tasas, ya que pueden estar limitados al acceso de capital”, señaló Diane Vazza, jefa global de investigación de renta fija de S&P Global, en entrevista con El Financiero.

ALTO NIVEL ESPECULATIVO

En términos globales, el tamaño de la deuda con vencimiento en el 2023 representa el 44 por ciento de la deuda corporativa a nivel global, y el 66 por ciento de esta deuda tiene un grado especulativo, es decir, con una menor posibilidad de refinanciamiento, particularmente si las condiciones económicas y de políticas monetarias cambian.

“Dado el mayor potencial de una desaceleración económica, el aumento de los costos de los préstamos y los brotes repentinos de volatilidad del mercado o liquidez restringida durante los próximos cinco años y medio podría presentar desafíos significativos para las empresas altamente apalancadas”, destacó la calificadora en su informe.

El salto más importante entre los montos que tendrán que pagarse se dará entre 2019 y el 2022, cuando los vencimientos aumenten de 721 mil millones de dólares a 1.04 billones de dólares en 2022.

De los sectores no financieros, el tecnológico, en términos de montos, es el que tiene la mayor deuda por vencer en 2023, en tanto, entretenimiento y medios de comunicación registran los pasivos más especulativos y servicios financieros tienen los vencimientos más inmediatos.

Placeholder block