Mercados

Ven a México como
el “chivo expiatorio”
de los emergentes

Las apuestas a que la Reserva Federal elevará las tasas de interés por primera vez en casi una década han generado una mala predisposición hacia las acciones mexicanas.
Bloomberg / Ben Bain
15 diciembre 2015 21:30 Última actualización 16 diciembre 2015 22:0
Dinero

(Bloomberg)

Las apuestas a que la Reserva Federal elevará las tasas de interés por primera vez en casi una década han generado una mala predisposición hacia las acciones mexicanas.

Este año, los operadores retiraron 840 millones de dólares del fondo cotizado en bolsa más grande del país, el mayor flujo de salida entre los países emergentes, según datos recopilados por Bloomberg.

Con una de las monedas más negociadas del mundo, vínculos corporativos profundos con los Estados Unidos y autoridades de política monetaria que han ajustado su calendario al de la Fed, México constituye una manera popular que tienen los inversionistas extranjeros de apostar a todo lo que tenga que ver con mercados emergentes, dijo Paul Christopher, principal estratega de mercados globales en el Wells Fargo Investment Institute, con sede en St. Louis.


“Hay muchos inversionistas institucionales que tienen a México como representante (de los emergentes)”, dijo Christopher, cuya empresa tiene a su cargo 1.7 billones de dólares, en un correo electrónico. Esto ha llevado a México a ser “un chivo expiatorio”.

Las acciones y las monedas de los países en vías de desarrollo se desplomaron este año ante las versiones de que un aumento en los costos de financiamiento estadounidenses reduciría el atractivo de los activos más riesgosos. Los operadores ven ahora una probabilidad de 78 por ciento de que la Fed eleve hoy su tasa de referencia.

Economistas consultados por Bloomberg pronosticaron que México probablemente seguirá su ejemplo, subiendo las tasas por primera vez desde 2008 para evitar que los extranjeros retiren su capital, después de que el peso se desplomó hasta un mínimo récord en septiembre.

El fondo de inversión iShares MSCI Mexico Capped ETF de BlackRock perdió 49 por ciento de sus activos totales este año, en comparación con una disminución de 35 por ciento en el fondo iShares MSCI Emerging Markets.

Los inversionistas extranjeros en el mercado bursátil mexicano comienzan a sentir nerviosismo, en tanto la caída de 15 por ciento del peso profundiza las pérdidas en términos de dólar. Si bien el IPC cayó menos de 3 por ciento en 2015, medido en la moneda estadounidense bajó un 17 por ciento.

“La devaluación de su moneda ha sido una de las razones por las que hemos visto una salida tan grande (del ETF mexicano)”, dijo Mohit Bajaj, director de soluciones comerciales con fondos cotizados en WallachBeth Capital, con sede en Nueva York.

Los inversionistas consideran que México es uno de “los integrantes más líquidos y negociables libremente dentro de la canasta de mercados emergentes para monedas, tasas y títulos – por ende su desempeño y sus flujos, especialmente en el ámbito de los títulos suele ser una función de beta con respecto al conjunto más amplio de los mercados emergentes”, dijo Heidi Richardson, estratega global de inversión en BlackRock, en una respuesta por correo electrónico.

La visión macro de la firma con respecto a México “es positiva, sobre todo en comparación con otras situaciones de mercados emergentes”.