Mercados

Ucrania, un riesgo para la economía de la zona euro: Draghi del BCE

Previamente, el consejo de gobierno del BCE decidió dejar su principal tasa de interés sin cambios en un mínimo récord de 0.15 por ciento, tal como se esperaba.
Redacción
07 agosto 2014 10:13 Última actualización 07 agosto 2014 11:33
 [El organismo considera que el BCE debe tomar medias para despejar el peligro de la deflación./Bloomberg/Archivo]

[El organismo considera que el BCE debe tomar medias para despejar el peligro de la deflación./Bloomberg/Archivo]

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), reconoció este jueves que el conflicto en Ucrania ha añadido nuevos riesgos a la baja para una recuperación económica en la zona euro que es "débil, frágil y desigual."

Sin embargo, continúa diciendo que los temores de deflación son muy bajos, diciendo que la caída de la inflación anual en julio se debió en gran parte a los precios de los alimentos y de la energía.

El jefe del BCE sostuvo que la zona euro está experimentando una desaceleración en el ritmo del crecimiento y que si los riesgos geopolíticos actuales se materializan, el bloque podría registrar una expansión económica menor en los próximos dos o tres trimestres, en una referencia que apuntaría en particular a la crisis de Ucrania y a la intervención de Rusia.


Asimismo, hizo hincapié en que el BCE tiene grandes esperanzas sobre sus operaciones de financiación orientadas a largo plazo que se llevarán a cabo el próximo mes.

También sostiene que las acciones del BCE han proporcionado las condiciones para una depreciación del euro y destacó que los participantes del mercado ahora entienden que la política monetaria de la eurozona, de Estados Unidos y Reino Unidos estarán en un camino divergente durante mucho tiempo, dado que la actual postura de Europa se mantendrá por más tiempo que en otros países.

Previamente, el BCE dijo que su Consejo de Gobierno decidió dejar su principal tasa de interés sin cambios en un mínimo récord de 0.15 por ciento, tal como se esperaba.