Mercados

Trimestre atípico en
los mercados financieros

Como no sucedía en mucho tiempo, los indicadores tuvieron un desempeño totalmente desigual; la Reserva Federal de los Estados Unidos jugó un papel determinante.
Redacción
30 septiembre 2014 22:14 Última actualización 01 octubre 2014 5:0
Centro de operaciones en Europa

Centro de operaciones en Europa

CIUDAD DE MÉXICO.- El tercer trimestre del año fue totalmente atípico para los mercados financieros del mundo.

Las condiciones globales vigentes, así como el periodo de adaptación ante la inminencia del regreso a la “normalidad” monetaria por parte del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, fueron elementos que determinaron el rumbo de los principales indicadores.

De esta manera, las monedas tuvieron un desempeño negativo con respecto al dólar, que retomó su papel de divisa más fuerte del mundo.

En el caso del peso mexicano, la divisa local registró su mayor descalabro trimestral en un año al retroceder 3.37 por ciento contra el dólar; fue la pérdida más importante para el peso desde la que se registró en el segundo periodo de 2013, equivalente a 5.23 por ciento.

Otras monedas también bajaron de forma significativa: el real brasileño perdió 3.95 por ciento, el rublo ruso tocó su mínimo histórico al bajar 4.77 por ciento y la moneda de Polonia perdió 4.18 por ciento, por mencionar algunas.

En el tercer trimestre del año por primera ocasión se registró una paridad interbancaria y de menudeo superior a los 13.50 por dólar en la presente administración, ya que el tipo de cambio se había caracterizado por cierta estabilidad e incluso tendencia apreciatoria.

El dólar se volvió la moneda más fuerte del mundo ante las señales de recuperación económica en Estados Unidos.

El dólar se colocó en sus niveles más elevados desde 2009 para una canasta de seis divisas globales; el índice de la moneda rebasó los 85 puntos, impulsado por las cifras económicas.

Felipe Sánchez, Esteban Rojas, Guadalupe Hernández, Efraín Mariano y Alvaro Montero