Mercados

Tres factores que frenaron la ‘sobrecompra’ en el IPC

Un menor crecimiento impacta negativamente en los resultados de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana, al detener proyectos de inversión.
Clara Zepeda
29 agosto 2016 21:1 Última actualización 30 agosto 2016 5:0
[Bloomberg]IPC cierra la semana en 42,808.17 puntos. 

[Bloomberg]IPC cierra la semana en 42,808.17 puntos.

Las revisiones a la baja en el crecimiento económico de México por parte de la Secretaría de Hacienda, el cambio de perspectiva de S&P sobre la calidad crediticia de México y la probabilidad de que la Reserva Federal (Fed) eleve su tasa en el corto plazo, que repuntó significativamente a raíz del discurso de Janet Yellen en Jackson Hole, han puesto un freno a la sobrecompra extrema en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC).

Analistas bursátiles aseveraron que estos tres elementos que se presentaron en los últimos días han permitido una corrección en el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por lo que registra una caída de 1.45 por ciento en una semana, luego de haber alcanzado máximos históricos.

Y es que la secretaría encargada de las finanzas públicas del país revisó a la baja sus expectativas de crecimiento de un rango de 2.2-3.2 a 2.0-2.6 por ciento.

Un menor crecimiento impacta negativamente en los resultados de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana, al detener proyectos de inversión, registrar menores utilidades y tener un impacto directo de un menor consumo.

Por otro lado, Standard & Poor’s revisó a la baja la perspectiva para la deuda soberana de México de estable a negativa, debido al déficit fiscal en el país, la posibilidad de mayores incrementos en las tasas y la depreciación del peso frente al dólar.

Janneth Quiroz, analista de Monex, sostuvo que la revisión de la perspectiva de la calificación a escala global (BBB+, con perspectiva negativa) refleja una posibilidad de al menos un tercio de que la firma reduzca la calificación en los próximos 24 meses, esto si la deuda pública o si la carga de intereses deteriora más de lo que estima S&P.

Una revisión a la baja encarece el financiamiento de los agentes económicos en México, ya que al tener una probabilidad más alta de incumplir con sus compromisos de deuda, los inversionistas piden más garantías.

Por último, una mayor probabilidad de que la Fed suba sus tasas en el corto plazo también impactó en la bolsa, pues los inversionistas reacomodarían sus portafolios para eliminar posiciones de riesgo, como son las acciones.

“Hace un mes, el mercado de futuros arrojaba una probabilidad implícita cercana a 50 por ciento para un alza de tasas en diciembre. Tras las declaraciones de Yellen el sentimiento se ha fortalecido y la probabilidad de un movimiento en la tasa a final del año es de 64 por ciento”, comentó Montserrat Antón, gerente de Análisis Bursátil de Invex, quien asegura por ahora no hay motivos evidentes para que se sostenga una tendencia alcista en la BMV.

>