Mercados
Valentín Carril.El economista en Jefe para Latinoamérica de Principal Financial Group

Tras agotamiento monetario, sólo quedan reformas estructurales: Principal

El escenario ha cambiado y las herramientas para abordarlo son distintas, es decir, se deben mejorar los incentivos microeconómicos al esfuerzo productivo
Clara Zepeda
25 octubre 2016 20:30 Última actualización 26 octubre 2016 8:2
Monedas

(Bloomberg)

La potencia de la política monetaria de los principales bancos centrales alrededor del mundo es de corto plazo, por lo que los efectos se han agotado y se deben buscar alternativas, afirmó Valentín Carril.
El economista en Jefe para Latinoamérica de Principal Financial Group explicó a EL FINANCIERO que la implementación de las reformas estructurales es la mejor opción.

“Mejorar las reformas y antes de pasar a esas, aumentar el gasto fiscal. Esa política es mucho más difícil de aplicar porque las deudas están elevadas y puede causar otros problemas”, dijo.

“Si descartamos las políticas monetarias y fiscales, no quedan más que los cambios estructurales. Destinadas a aumentar la cantidad de la fuerza laboral, mejorar la productividad, la cual es baja y la fuerza laboral está envejeciendo”.

El especialista aseveró que el escenario ha cambiado y las herramientas para abordarlo son distintas, es decir, se deben mejorar los incentivos microeconómicos al esfuerzo productivo.

Cuestionado acerca de dónde podrían los inversionistas participar más seguros en este escenario adverso internacional, Valentín Carril se refirió a Asia emergente, especialmente fuera de China.

Indonesia, Malasia, Filipinas, entre otros, están creciendo con fuerza, tienen acuerdos comerciales apropiados que equilibran bien el comercio entre ellos y están haciendo una integración inteligente, por lo que consideró que son países prometedores.

“Cuando se prevé crecimiento en estos países se considera que habrá crecimiento en sus empresas (…) para mi es la inversión más tranquila. Estados Unidos es un lugar razonable de inversión, hay riesgo por el lado de un triunfo de Trump, aunque hay más probabilidades de que gane Clinton, por lo que habría un grado de estabilidad en las políticas”, describió.

Carril también afirmó que México es un lugar razonable para invertir en 2017, aunque Trump es un peligro. Si gana la demócrata Clinton en las elecciones presidenciales, el país tendría un crecimiento por arriba de 2.0 por ciento.

“Desde el punto de vista económico la mayor preocupación radica en la dirección que tomará el país con respecto a sus acuerdos de integración, fundamentalmente el TPP y el NAFTA. Una menor integración podría acentuar la desaceleración del crecimiento mundial”.

Estados Unidos se está desacelerando, pero no de gravedad, explicó. Europa está estable y el crecimiento está cerca de su potencial, en tanto China está desacelerándose para el largo plazo, por demografía y productividad.

“El 2017 será más lento que este. La economía mundial está aburrida y con una tendencia a la baja”, concluyó el economista de Principal Financial Group.