Mercados

Toca el euro mínimo
de 17 semanas contra
el dólar

El euro, que acumuló su tercera caída semanal consecutiva —su peor racha desde noviembre— se ha replegado 2.6 por ciento desde su máximo de dos años y medio establecido el pasado 7 de mayo en 1.3994 unidades.
Efraín Mariano
25 mayo 2014 19:31 Última actualización 26 mayo 2014 5:5
Moneda conmemorativa del centenario de la Toma de Zacatecas. (Cortesía)

Moneda conmemorativa del centenario de la Toma de Zacatecas. (Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO.- El euro extendió su espiral negativa frente al dólar y terminó el viernes en mínimos de 17 semanas; el factor de ajuste fue en esta ocasión la incertidumbre previa a las elecciones en Grecia y Ucrania, así como el desplome de la confianza empresarial en Alemania.

Antes, en las jornadas previas la moneda única europea ya había sido golpeada a la baja por las expectativas sobre inminentes medidas de estímulo monetario por parte del Banco Central Europeo (BCE), como parte de un plan para reactivar el alicaído crecimiento económico de la región y alejar el fantasma de la deflación.

El euro, que acumuló su tercera caída semanal consecutiva —su peor racha desde noviembre— se ha replegado 2.6 por ciento desde su máximo de dos años y medio establecido el pasado 7 de mayo en 1.3994 unidades.

La moneda de los 18 países de la zona euro se replegó el viernes hasta un mínimo intradía de 1.3616 dólares, su cotización más baja desde el 13 de febrero; en la semana perdió 0.5 por ciento.

En el corto plazo, la divisa europea podría alargar su caída ante la expectativa de que las elecciones parlamentarias en la Unión Europea provoquen resultados inesperados, incluyendo la petición de una salida de Grecia de la zona euro y el potencial de mayores preocupaciones geopolíticas respecto a Ucrania.

En caso de extender su actual tendencia descendente, el euro podría poner a prueba su piso del año establecido el 31 de enero en 1.3486 dólares; los análisis técnicos indican que si perfora dicho nivel, entonces el siguiente soporte se ubica en 1.3367 unidades.

La debilidad de la moneda única es palpable conforme se acerca el 5 de junio, fecha determinante para la región y de manera especial para el BCE.