Tesla puede ser la más odiada (o más querida) de Wall Street
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tesla puede ser la más odiada (o más querida) de Wall Street

COMPARTIR

···

Tesla puede ser la más odiada (o más querida) de Wall Street

Las apuestas alcistas sobre la emisora se han incrementado, pero los incrédulos apuestas a que la realidad financiera de Tesla alcanzará en algún momento a Musk y su compañía.

Bloomberg - David Welch
17/04/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Pocos máximos ejecutivos dividen al mercado de acciones como Elon Musk.

Por un lado, están sus seguidores, los alcistas inalterables que piensan que Tesla, de Musk, los hará ricos a pesar de que, en este momento, parece un hoyo de dinero.

Por otro lado, están los incrédulos, una legión dura al descubierto que insiste en que la realidad financiera finalmente alcanzará a Musk y su compañía.

La división salió a relucir recientemente cuando un gerente de Tesla instó a los trabajadores de las fábricas a demostrar que los "enemigos" estaban equivocados con el nuevo auto eléctrico Model 3. Estos últimos han conseguido una ligera ventaja últimamente, al menos en los mercados de acciones y bonos.

Los inversores han realizado más apuestas contra Tesla que en contra de cualquier otra acción de Estados Unidos, con el interés en descubierto rondando el 25 por ciento, según S3 Analytics.

Los bajistas se reforzaron en marzo, cuando las acciones de Tesla perdieron un 22 por ciento, su peor mes desde diciembre de 2010. Un comunicado de principios de abril de la compañía que dice que está acelerando las líneas de montaje para fabricar más Model 3 impulsó un repunte parcial.

El propio Musk incluso participa a veces del debate.

Rebatió un informe de The Economist sobre las restricciones de efectivo de Tesla en un tuit temprano en la mañana del viernes, prediciendo que el fabricante de automóviles será rentable y tendrá un flujo de caja positivo en el tercer y cuarto trimestres, y que no necesitarán recaudar dinero.

Las acciones subieron 3.4 por ciento a las 10:00 horas del viernes en Nueva York, pero al cierre de las operaciones del lunes cayeron 3.04 por ciento.

La última vez que la acción de Tesla registró un máximo histórico fue el 18 de septiembre del año pasado, tras alcanzar un nivel de 385 dólares. Desde entonces, la caída es de 24.4 por ciento.