Mercados

Tensión geopolítica hunde al rublo, también a bolsas de Rusia y Ucrania

36.72 rublos por dólar.
Mínimo histórico de cierre del rublo frente al dólar; la moneda rusa reflejó los temores de eventuales sanciones contra el país , en el marco de su conflicto con Ucrania.
Efraín H. Mariano
28 agosto 2014 21:33 Última actualización 29 agosto 2014 5:10
Casa de cambio en Moscú (Archivo/Reuters)

Casa de cambio en Moscú (Archivo/Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- El recrudecimiento de las tensiones de carácter geopolítico entre Rusia y Ucrania tiró el jueves a las bolsas mundiales, pero principalmente a las europeas. Simultáneamente, la divisa rusa se depreció a mínimos históricos frente al dólar en el mercado de Nueva York.

La acusación directa de Kiev respecto a que Moscú desplazó tropas al sureste de Ucrania para apoyar a rebeldes prorrusos, renovó las tensiones en la región y convenció a la OTAN de convocar a sus miembros a una reunión de emergencia.

Tras la noticia, el rublo se depreció 1.5 por ciento, a 36.7247 por dólar en el mercado de Nueva York, para establecer una cotización mínima sin precedentes y acumular una pérdida de 11.74 por ciento en lo que va del año frente a la divisa estadounidense.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, afirmó que Moscú desplazó tropas al sureste de Ucrania para apoyar a rebeldes prorrusos, mientras que Francia y Alemania –dos socios comerciales estratégicos de Moscú– amenazaron con aplicar nuevas sanciones comerciales al gobierno del presidente Vladimir Putin.

Como resultado, el rublo resintió de inmediato el impacto de potenciales nuevas sanciones comerciales que podría sufrir Rusia.

En el mercado accionario de Moscú, el índice Micex se replegó 1.7 por ciento para detenerse en mil 423.78 unidades, su menor nivel en cinco semanas. La bolsa de Ucrania se desplomó 6.2 por ciento.

Los mercados europeos se contagiaron de la aversión por el riesgo y cerraron con pizarras negativas.

Un punto relevante es la reunión hoy de los 28 miembros de la OTAN, clave para conocer el futuro geopolítico en Europa del Este y el rumbo de los mercados financieros mundiales en el corto plazo.