Mercados

Dudley de la Fed: tasas altas continuarán pese a inflación baja y tormentas

El presidente de la Reserva Federal de Nueva York, reiteró que el banco central seguirá elevando las tasas de interés en forma gradual pese a que la inflación actualmente está algo por debajo de nuestro objetivo a largo plazo.
Reuters
06 octubre 2017 12:53 Última actualización 06 octubre 2017 13:7
fed

(Bloomberg)

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, reafirmó este viernes que una inflación sorpresivamente baja y tres huracanes que afectarán a los datos económicos de Estados Unidos no cambiará la postura del banco central de mantener el endurecimiento monetarios.

Dudley, uno de los miembros más influyentes de la Reserva Federal, anticipó que el banco central estadounidense seguirá elevando las tasas de interés en forma gradual en gran medida por su confianza en la economía de Estados Unidos, la caída del dólar y una tasa de desempleo que bajó el mes pasado a su nivel más reducido desde 2001.

"Pese a que la inflación actualmente está algo por debajo de nuestro objetivo a largo plazo, juzgo que aún es apropiado seguir retirando el estímulo monetario de manera gradual", afirmó en comentarios preparados para un discurso en una conferencia en Brooklyn.

Dudley dijo que las condiciones financieras "se han aliviado en vez de endurecido", pese a que el banco central de Estados Unidos ha elevado las tasas de interés tres veces en menos de un año.


Dudley tiene derecho a voto permanente sobre política monetaria y es un estrecho aliado de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, cuyo mandato como jefa de la Reserva Federal expirará a comienzos de febrero de 2018.

El mercado tiene altas expectativas de que la Fed eleve nuevamente las tasas de interés en diciembre, aunque los inversores están más escépticos sobre las proyecciones de la Fed de más o menos otras tres alzas el próximo año.

Dudley sugirió que tendrá la mente abierta respecto a datos económicos, especialmente sobre las lecturas de inflación, para los próximos meses debido a factores temporales que pesen sobre los precios y también por los huracanes que afectaron a Estados Unidos en los últimos 40 días.