Mercados

Tasa directriz podría subir antes de lo previsto: Yellen

En otro de los pasajes, Yellen advierte que incluso la compra de bonos no se ha descartado como una opción para encarrilar a la economía si ésta se desvía nuevamente.
Antonio Sandoval
15 julio 2014 21:5 Última actualización 16 julio 2014 5:0
Funcionarios públicos

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- El mercado laboral es el que determinará el momento; sin embargo, los estímulos monetarios seguirán como herramienta disponible.

Si el mercado laboral sigue arrojando cifras positivas, la tasa directriz de la Reserva Federal (fondos federales) podría subir antes de lo previsto, declaró este martes la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Sin embargo, la presidenta de la Fed no fijó plazo determinado, aunque los mercados esperaban antes de las declaraciones que el primer ajuste a la tasa desde finales de 2008 se presente en el primer semestre de 2015.

Según las declaraciones de Yellen ante una comisión del Senado estadounidense, los recientes datos económicos sugieren que el país ha recuperado el crecimiento en el segundo trimestre tras un inicio de año en números rojos.

Pero lo anterior debe ser vigilado de cerca, con énfasis en el mercado inmobiliario, que muestra señales de debilidad, junto con empresas del sector biotecnológico.

La tasa de desempleo bajó en junio a 6.1 por ciento, con lo que superó las expectativas de la Fed y de los mercados, ya que se generaron 288 mil puestos de trabajo en el sector privado, superando la expectativa de 217 mil plazas.

En su primera conferencia de prensa como presidenta de la Fed, en febrero pasado, Janet Yellen dijo que la tasa de fondos federales podría incrementarse tan pronto como seis meses después de que la Fed terminara con el programa de estímulos monetarios, lo que desató una turbulencia financiera global, obligando a la funcionaria a retractarse.

Seis meses después la jefa de la Fed es más mesurada, advierte nuevamente sobre un aumento en la tasa de referencia, pero sin señalar un afecha específica, dándole un carácter de prematuro que deja en el aire cualquier acción que pudiera tomar al respecto.

Para matizar todavía más, Yellen indicó que “demasiados estadounidenses” continúan desempleados, como una forma de advertir que las medidas de estímulo monetario siguen como una herramienta disponible para la Fed.

En otro de los pasajes, Yellen advierte que incluso la compra de bonos no se ha descartado como una opción para encarrilar a la economía si ésta se desvía nuevamente.

Mercados registran bajas
Las palabras de Yellen fueron lentamente digeridas por los mercados; incluso, se espera que en los días posteriores puedan reflejarse más efectos como consecuencia de lo que dijo ayer la presidenta de la Fed.
El Dow Jones ganó 0.03 por ciento manteniéndose arriba de 17 mil puntos, quedó en 17 mil 60.68 unidades.

Los otros dos indicadores quedaron en zona de pérdidas: el Nasdaq bajó 0.54 por ciento al concluir en 4 mil 416 unidades, mientras que el S&P500 cedió 0.19 por ciento al finalizar en mil 973.28 puntos.

La BMV prácticamente no tuvo variación al reflejar una pérdida de 0.02 por ciento y colocarse en 43 mil 960.43 unidades.
Por su parte, el dólar spot quedó en 12.9550 unidades, casi tres centavos abajo del cierre previo.

Los comentarios de Janet Yellen realmente no impactaron en los mercados a diferencia de febrero pasado.

Para algunos analistas, la diferencia radica en que actualmente el desmantelamiento monetario es una realidad plena, que no se registran eventos traumáticos en los mercados e indicadores financieros, y que las cifras de la economía respaldan la acción de la Fed; en sólo unos meses el panorama monetario se modificó sustancialmente, lo que no le resta importancia a lo dicho ayer por la presidenta de la Fed, por el contrario.

Los mercados de dinero son los más sensibles, pero ayer tampoco reportaron movimientos significativos.