Mercados

Tasa de interés aún puede elevarse este año en EU: Rosengren de la Fed

Eric Rosengren, titular de la Fed en Boston, afirma que no necesita ver evidencia concreta de que la inflación o los salarios están aumentando para respaldar un incremento inicial en la tasa de interés en Estados Unidos en los próximos meses.
Reuters
05 octubre 2015 8:25 Última actualización 05 octubre 2015 9:13
Eric Rosengren

(Bloomberg)

BOSTON.- Eric Rosengren, titular de la Fed de Boston, estimó que la Reserva Federal de Estados Unidos aún puede elevar sus tasas de interés este año a pesar de un reporte laboral de septiembre que calificó como "débil" y que podría apuntar a una desaceleración económica mayor que demore la decisión de política monetaria.

“La desaceleración en las contrataciones el mes pasado efectivamente ponen la atención en el desempeño económico en lo que queda del año. Si crecen a un ritmo menor al 2 por ciento, o si el desempleo sube desde el actual 5.1 por ciento, probablemente preferiría esperar hasta el año próximo para el anticipado aumento de los tipos de interés”, puntualizó Rosengren en entrevista.

Los comentarios podrían ayudar a aclarar qué quiere decir el banco central estadounidense con su enfoque "dependiente de los datos" para decidir cuándo ajustar la política monetaria, una posición que ha causado confusión entre inversores y economistas desde que la Fed postergó el mes pasado el alza de las tasas.


Rosengren, un funcionario de posición relativamente blanda que recuperará su derecho a voto el próximo año en el comité de política monetaria de la Fed, dijo que no necesitaba ver evidencia concreta de que la inflación o los salarios están aumentando para respaldar un incremento inicial en la tasa.

No obstante, señaló que el mercado laboral -que mejoró mucho desde la recesión- es clave.

"Este fue definitivamente un reporte de empleo débil", manifestó el funcionario el fin de semana en Boston.

"Necesitamos saber si fue una anomalía o si es sintomático de una debilidad mayor a la que esperábamos en la economía", agregó. "Un sólo informe no nos dice eso, por lo que tendremos que ver los datos venideros", indicó.

La economía estadounidense sumó una cifra menor a la esperada de 142 mil puestos de trabajo en septiembre, según un reporte del Gobierno que además redujo el crecimiento del empleo en agosto y mostró pocos cambios en los salarios.

Las fábricas se vieron particularmente afectadas, reflejando una desaceleración económica y un dólar fuerte.

Los inversores reaccionaron el viernes recortando su percepción sobre las posibilidades de un alza en las tasas en diciembre a apenas un 30 por ciento, pese a las reiteradas afirmaciones en las últimas semanas de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, y otros miembros de la entidad de que esperan actuar este año.

Consultado sobre si respaldaría un incremento en las tasas si la probabilidad del mercado se mantenía en el 30 por ciento, Rosengren dijo: "Sí, si es la acción apropiada a realizar".

"No creo que los mercados tengan poder de veto sobre lo que vayamos a hacer", dijo el funcionario. Agregó que esas probabilidades seguramente aumentarán si los datos económicos mejoran.

La Fed ha mantenido su tasa de referencia cerca de cero desde la crisis financiera a fin del 2008.

El interrogante ahora, dijo Rosengren, es si el consumo en Estados Unidos y otros puntos de fortaleza pueden compensar la debilidad en la exportación y otros sectores de la economía perjudicados por los bajos precios de las materias primas y la debilitada actividad global.