Mercados

Suben bolsas europeas
a media sesión

Más temprano las acciones mostraron ligeras caídas arrastradas por el fabricante de camiones Scania después de rechazar una oferta de compra de Volkswagen y por la aprensión de los operadores ante la próxima fase de la crisis de Ucrania.
Guadalupe Hernández
18 marzo 2014 7:33 Última actualización 18 marzo 2014 7:49
[Bloomberg] Dato de empleo estadounidense afecta a bolsas europeas. 

[El reporte de la petrolera Shell provocó que las alzas en las bolsas europeas se contuvieran. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- En las operaciones de media jornada, las principales plazas accionarias en Europa revertían las pérdidas de la apertura, mientras que el yen caía y los bunds tocaron un mínimo intradía, después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera este martes que no quiere hacerse con más territorio de Ucrania tras aprobar planes para que Crimea forme parte de Rusia.

"No crean a los que tratan de asustarles con Rusia y que gritan que otras regiones seguirán a Crimea", dijo Putin. "No queremos una división de Ucrania, no lo necesitamos".

En este entorno, el índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas subía un 0.4 por ciento, en las mil 303.17 unidades.


Los futuros del Bund alemán se daban la vuelta y caían a mínimos del día de 143.09.15 puntos básicos menos que al cierre anterior.

El yen, considerado un activo refugio, devolvía ganancias iniciales para cotizar plano frente al dólar a 101.75 yenes por dólar. El euro subía ligeramente a 141.70 yenes, tras tocar un mínimo de 140.75 en la sesión europea.

En tanto que el índice FTSE-100 de la bolsa de Londres subía un 0.34 por ciento, en las seis mil 591.27 unidades. En tanto que el índice CAC de la bolsa de París avanza 0.74 por ciento hasta las cuatro mil 302.53 unidades.

Por su parte, el índice DAX de Fráncfort gana un 0.70 por ciento para colocarse en las nueve mil 244.46 unidades.

Más temprano las acciones europeas mostraron ligeras caídas arrastradas por el fabricante de camiones Scania después de rechazar una oferta de compra de Volkswagen y por la aprensión de los operadores ante la próxima fase de la crisis de Ucrania.