Mercados

Carrefour recorta ganancias al final de sesión; acción sube 2.4%

Carrefour atribuyó el alza gracias a que el resurgimiento de sus hipermercados europeos comenzó a rendir frutos, además de que elevará todavía más el gasto de capital este año para afianzar esa recuperación.
Guadalupe Hernández
05 marzo 2015 10:20 Última actualización 05 marzo 2015 11:49
Carrefour

Carrefour. (Bloomberg)

Los títulos de Carrefour frenaron las ganancias al cierre de sesión luego de repuntar más de un 3 por ciento tras publicarse su reporte anual de ganancias del 2014.

Los inversionistas estimaron que las cifras de ganancias reportadas por la segunda mayor empresa minorista del mundo fueron positivas.

En las cotizaciones en el índice CAC-40 de la bolsa parisina, las acciones subieron 2.4 por ciento, a 30.36 euros por acción. Más temprano, los papeles de la firma parisina llegaron a subir hasta un 3.13 por ciento, a 30.41 euros.

El grupo francés, el segundo en su rama después de Wal-Mart, reportó una alza en su ganancia operativa de 6.7 por ciento a 2 mil 387 millones de euros en el 2014 – alrededor de 2 mil 600 millones de dólares--, en línea con el promedio de un pronóstico de 2 mil 380 millones de euros estimados por analistas.

Carrefour atribuyó el alza gracias a que el resurgimiento de sus hipermercados europeos comenzó a rendir frutos, además de que elevará todavía más el gasto de capital este año para afianzar esa recuperación.

El grupo reiteró además que estaría listo para avanzar este año con una salida a bolsa en Brasil, su segundo mayor mercado después de Francia, si las condiciones del mercado lo permiten.

Para 2015, el año final de su plan de recuperación de tres años, la minorista precisó además que se centrará en seguir incrementando el flujo de caja libre y en sostener una estricta disciplina fiscal, sostuvo.

Carrefour, que obtiene el 73 por ciento de sus ventas en Europa, ha sufrido de una dependencia del formato de hipermercados que lideró, ya que los clientes se vuelcan cada vez más a las compras en mercados locales y de manera online, unas tendencias que causaron dolores de cabeza a las minoristas británicas, en particular a la principal, Tesco Plc.