Mercados

Situación de China tendría un impacto mayor al esperado
en la eurozona: BCE

El BCE advirtió que la devaluación del yuan en torno del 5% pegaría a los países de la zona euro, de ahí la necesidad de mantener el curso de la política monetaria y la compra de deuda pública hasta septiembre de 2016 para apoyar la recuperación económica de la región.
Agencias
13 agosto 2015 14:8 Última actualización 13 agosto 2015 14:19
[Bloomberg] El BCE ha bajado las tasas de interés con la expectativa de que bancos otorguen créditos a empresas. 

[Bloomberg] El BCE ha bajado las tasas de interés con la expectativa de que bancos otorguen créditos a empresas.

El Banco Central Europeo (BCE) advirtió que la situación de China "podría tener un impacto adverso mayor de lo esperado" en la economía de la zona euro dada su importancia en el comercio global.

En las actas de su última reunión de política monetaria del 15 y 16 de julio y que el BCE publicó hoy, el organismo considera que "este riesgo podría agravarse por efectos negativos colaterales de una alza en las tasas de interés en Estados Unidos sobre el crecimiento de las economías emergentes".

Eso sí, se muestra más relajado respecto a los riesgos para el crecimiento económico de Grecia.

En este contexto, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) es unánime en su valoración de que se debería mantener el curso de la política monetaria y en la necesidad de comprar grandes cantidades de deuda pública y privada hasta septiembre de 2016 para apoyar la recuperación económica de la zona del euro.

La implementación de estas medidas también contribuirá a que la inflación de la zona del euro, que bajó en junio una décima hasta el 0.2 por ciento, suba hasta niveles cercanos pero por debajo del 2 por ciento a medio plazo. El BCE insiste en la necesidad de observar con atención la situación en los mercados financieros y sus implicaciones para la estabilidad de precios.

La entidad monetaria europea está preparada para "responder a un endurecimiento injustificado de la posición de la política monetaria o cambios materiales en las perspectivas para la estabilidad de precios", añade el informe.

En resumen, el BCE destaca en las actas que tras el acuerdo alcanzado entre Grecia y sus acreedores, la atención de los mercados internacionales se dirige a China y Estados Unidos.

Además, ha aumentado la preocupación sobre la valoración de los mercados de valores chinos, advierte la entidad monetaria europea, que recuerda también las medidas que ha adoptado el Banco Popular de China. Primero redujo las tasas de interés rectoras y el porcentaje de reservas mínimas que tienen que mantener los bancos. Esta semana el banco central ha devaluado tres jornadas consecutivas el valor del yuan, en total en casi un 5 por ciento.