Mercados

Shanghái borra desplome inicial; bolsas de Asia, con fuertes caídas

La mayoría de las bolsas de Asia concluyeron con fuertes descensos, sacudidas por la volatilidad del mercado de Shanghái, en medio de una masiva ola de ventas por las dudas de la efectividad de la política cambiaria y monetaria de China.
Redacción
19 agosto 2015 6:39 Última actualización 19 agosto 2015 7:4
El índice Shanghái se desploma  a mínimo de ocho años. (Reuters)

El índice Shanghái se desplomó hasta 5% en las operaciones intradía.

Los mercados accionarios de Asia cerraron el miércoles con descensos pronunciados, sacudidos por la fuerte volatilidad de la Bolsa de Shanghái, mientras la mayoría de los inversionistas comienza a perder la confianza en la política cambiaria y monetaria del gobierno de China,

Los mercados de Shanghái se desplomaron hasta 5.0 por ciento en las operaciones intradía, en medio de una masiva ola de ventas; al final se recuperaron por compra de oportunidad y lograron cerrar en territorio positivo.

El índice Composite de la Bolsa de Shanghái repuntó 1.23 por ciento a tres mil 794.10 unidades, después de tocar un mínimo intradía de tres mil 582 puntos.

En Tokio, las acciones japonesas cayeron el miércoles a un mínimo en más de cinco semanas, después de que el desplome intradía de la bolsa de Shanghái aumentó los temores sobre la estabilidad de la economía de China.

El índice Nikkei descendió 1.61 por ciento –su mayor caída en seis semanas– a 20 mil 222.63 puntos, el mínimo nivel de cierre desde el 13 de julio.

Los mercados de Seúl, Taipei y Hong Kong concluyeron con descensos de 4.18, 1.90 y 1.06, en ese orden.

Los inversores dicen que los mercados de acciones de China, que nunca fueron aptos para cardíacos, ahora se tornaron directamente disfuncionales, desde el masivo e inédito esfuerzo de rescate del gobierno.

Los precios se mueven abruptamente con base en las especulaciones sobre las actividades del equipo nacional mientras los inversores se enfocan en obtener rápidas ganancias financieras anticipando sus próximos movimientos.

Los inversores de largo plazo permanecen al margen, moviendo sus fondos a bonos y al mercado de dinero, en momentos en que los enormes altibajos de las acciones y el constante flujo de noticias económicas desfavorables incrementan su ansiedad sobre la segunda mayor economía del mundo.