Mercados

Saldos semanales positivos en Bolsas pese a datos económicos débiles

Las bolsas concluyeron este viernes con inclinación positiva y con ganancias moderadas en la semana,  a pesar de cifras menores a lo esperado en el ámbito económico.
Felipe Sánchez
15 mayo 2015 16:9 Última actualización 15 mayo 2015 18:43
[Cuartoscuro] EN EL IMPRESO: El IPC repuntó 3.6%; es la mayor ganancia desde 2006. 

[Cuartoscuro] EN EL IMPRESO: El IPC repuntó 3.6%; es la mayor ganancia desde 2006.

Este viernes los mercados accionarios de México y Nueva York consiguieron recuperarse de sus pérdidas matutinas y concluyeron la sesión con saldos mixtos. En general se puede calificar el comportamiento de los mercados como positivo, ya que los indicadores económicos del día resultaron claramente inferiores a los pronósticos de los analistas.

En general, la semana estuvo caracterizada por la publicación de estadísticas en Estados Unidos que decepcionaron a los analistas, sin embargo, los mercados accionarios lograron sobreponerse y concluyeron la semana con saldos positivos, aunque moderados.

En México, el índice de precios de la Bolsa concluyó con un incremento ligero de 0.14 por ciento en 45 mil 332.80 unidades. El volumen fue de 204.9 millones de acciones y 144 mil 883 operaciones. Esto es, cambios menores en los precios, y reducida actividad. En la semana la BMV subió 0.46 por ciento.

El balance de las emisoras operadas fue positivo: de 117 títulos que tuvieron actividad, 62 subieron, por 49 que tuvieron pérdidas.

En EU, la actividad de manufacturas en la región de Nueva York resultó menor a la esperada, la producción industrial acumuló 5 meses consecutivos a la baja, mientras que la capacidad utilizada de las fábricas también disminuyó. Además, la confianza de los consumidores preliminar para mayo cayó a su nivel más bajo en 7 meses.

Se puede afirmar que los mercados financieros se mantuvieron en la lógica de que las malas noticias de la economía son positivas para los mercados. Los datos del día resultaron inferiores a los pronósticos de los analistas, en algunos casos bastante por debajo de lo esperado.

Esto provocó, por ejemplo, pérdidas en las bolsas europeas, pero tuvieron también un efecto positivo: una reducción en las tasas de interés de los bonos del Tesoro, y una disminución en el precio del dólar en los mercados internacionales, además de menores presiones restrictivas por el lado de la política monetaria de la Fed.

En la bolsa de Nueva York, el índice Dow Jones aumentó 0.11 por ciento a 18 mil 272.56 unidades, mientras que de acuerdo con el índice S&P 500 la subida fue de 0.08 por ciento, a 2 mil 122.73 puntos, suficiente para marcar su octavo máximo histórico del año.


En la bolsa Nasdaq el saldo del día fue negativo en 0.05 por ciento al quedar en 5 mil 048.29 unidades. Los saldos semanales fueron positivos en orden respectivo en 0.45, 0.31 y 0.89 por ciento.

En general, los participantes estuvieron enfocados en la semana en indicadores que reflejaran la situación actual de la economía y, por supuesto, con el objetivo de tratar de determinar cuándo podría darse el primer incremento en las tasas de interés de la Fed en más de 9 años.