Mercados

Rublo se derrumba a mínimo histórico frente al dólar

Por segunda jornada, el rublo ruso caía a un nuevo mínimo histórico frente al dólar, cuando operó por debajo de los 85 por dólar durante un breve período.
Agencias
21 enero 2016 9:8 Última actualización 21 enero 2016 9:19
¿Subir las tasas de interés, resuelve las crisis monetarias?

El banco central de Rusia no ha logrado apuntalar el rublo, a pesar del aumento gradual de las tasas de interés de hasta el 17%. Tom Mackenzie, analista de Bloomberg, nos da una visión retrospectiva a otros ejemplos de países que elevaron las tasas para reforzar sus monedas, y las consecuencias de esas decisiones.

En las operaciones de la bolsa de Moscú, el rublo perdía 3 por ciento de su valor ante el dólar, para cotizarse en 84.24 rublos, arrastrado por la caída de los precios del petróleo, que es la principal fuente de ingresos de Rusia junto con el gas.

Ayer, el dólar superó los 81.93 rublos en Rusia, su nivel histórico más bajo frente al dólar desde que Moscú quitara tres ceros a su divisa durante la crisis financiera de 1998.

El Kremlin negó hoy la idea de que se esté produciendo un "derrumbe" del rublo, que se encuentra en sus niveles más bajos de la historia respecto al dólar por la caída del petróleo.

"Yo no emplearía el término 'derrumbe'. Efectivamente, la cotización está cambiando, el tipo de cambio es volátil, pero no se trata de un derrumbe", declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

El declive del rublo ocurre después de que el barril de petróleo continúa cayendo por debajo de los 28 dólares el barril, lo que afecta duramente a Rusia, cuyas exportaciones de crudo y de gas representan más de la mitad de los ingresos presupuestarios del país.

Además del golpe que supone para Rusia la caída del precio del crudo, Moscú se enfrenta a sanciones internacionales por la crisis ucraniana.

La imparable caída del petróleo acerca el barril a los 25 dólares, es decir a la mitad del nivel en el que se han basado las autoridades rusas para construir su presupuesto de 2016 y sus previsiones económicas.

Por ello, el país está aún lejos de poder esperar una salida de la recesión. Según sus nuevas previsiones publicadas el martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) augura una baja del PBI ruso del 1 por ciento para este año, tras una caída del 4 por ciento en 2015.