Mercados

Desaceleración económica afectará el ritmo de alza de tasas en EU: Rosengren de la Fed

Rosengren estima que se necesitarán años de tipos bajos para poder alcanzar la tasa de inflación objetivo de la Reserva Federal y advirtió que las estimaciones de fin de año para el PIB están "planteando la posibilidad de que el crecimiento a nivel doméstico pueda estar ralentizándose".
Reuters
13 enero 2016 10:22 Última actualización 13 enero 2016 10:39
 [Bloomberg] Eric Rosengren afirma que las compras de activos claramente han ayudado a aliviar el desempleo.

[Bloomberg] La economía permitirá reducir estímulos: Rosengren.

BOSTON.- El presidente de la Reserva Federal en Boston, Eric Rosengren, estimó que el crecimiento global y el de Estados Unidos podría estar declinando, lo que podría obligar a la entidad financiera a seguir un ritmo más gradual de alzas de tasas de interés.

Después de calificar la primera alza de tasas de la Fed en cerca de una década como un acto "sin novedades" hasta el momento, Rosengren afirmó en la Cámara de Comercio del Gran Boston que muchas de las noticias ocurridas desde entonces no han sido buenas.

Aseguró, que el hundimiento del mercado bursátil en China, los débiles precios del petróleo y otros factores están "aumentando la preocupación acerca de que el crecimiento global se ha desacelerado de forma significativa".

También señaló que las estimaciones de fin de año del Producto Interno Bruto para Estados Unidos están "planteando la posibilidad de que el crecimiento a nivel doméstico pueda estar ralentizándose".


Combinado con la persistencia de las bajas lecturas de la inflación, esto significa que la Fed podría tener que frenar el ritmo esperado de alza de tasas. Los funcionarios proyectaron en diciembre cuatro incrementos de un cuarto de punto durante este año.

Rosengren afirmó asimismo que la Fed se enfrenta a un reto añadido, ya que Estados Unidos está en una fase diferente en su ciclo de crecimiento comparado con la zona euro y Japón, donde los bancos centrales siguen con su política expansiva.

"Aunque la política monetaria no debería sobrerreaccionar a fluctuaciones temporales de corto plazo en los mercados financieros, las autoridades deberían tomarse en serio el riesgo potencial bajista en sus previsiones económicas y gestionar esos riesgos mientras pensamos en el camino apropiado", aseguró.

"El resto del mundo está en un lugar diferente al nuestro", señaló Rosengren, quien tiene voto este año en el comité que fija la política monetaria de la Fed.

"Un mayor endurecimiento requerirá que los datos sigan siendo lo suficientemente fuertes sobre que el crecimiento estará en su potencial o por encima de él, para que los responsables de la Reserva Federal puedan tener confianza en que la inflación alcanzará nuestro objetivo del 2 por ciento", agregó.