Mercados

Fed de Boston advierte riesgos de inflación si EU retrasa alza en tasas

Eric Rosengren, presidente de la Reserva Federal de Boston advirtió que de no implementarse más incrementos graduales de las tasas de interés y una tasa de desempleo por debajo del nivel sostenible a largo plazo, darían como resultado que la inflación exceda el objetivo del 2 por ciento.
Reuters
09 enero 2017 11:36 Última actualización 09 enero 2017 12:12
[Eric Rosengren, presidente de la Fed de Boston, señaló que la meta de crecimiento de 3 por ciento. / Bloomberg] 

[Eric Rosengren, presidente de la Fed de Boston, señaló que la meta de crecimiento de 3 por ciento. / Bloomberg]

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, exhortó al banco central estadounidense a acelerar su ritmo de alzas graduales de las tasas de interés, ya que los ajustes se han producido una vez al año desde el 2015, advirtiendo sobre los riesgos para la inflación.

"Espero que la apropiada política monetaria necesite normalizarse más rápido que en el último año", dijo Rosengren, en comentarios preparados para ser emitidos en un evento de la asociación de industrias y empresas de Connecticut.

En 4.7 por ciento, la tasa de desempleo de Estados Unidos se encuentra actualmente en una senda sostenible de largo plazo, manifestó, y la inflación va en camino de alcanzar la meta de la Fed del 2 por ciento a fin de este año.

"Sin más incrementos graduales de las tasas de interés, preocupa que la tasa de desempleo caiga por debajo del nivel sostenible a largo plazo, y que como resultado, la inflación finalmente exceda el objetivo de la Fed de 2 por ciento", aseveró Rosengren.


"La estrategia de política monetaria necesitará ajustarse para evitar que la economía sobrepase drásticamente los dos elementos que integran su mandato (supervisar la inflación y el desempleo), lo que podría poner en riesgo la recuperación", declaró.

Rosengren, que este año no cuenta con derecho a voto en el panel que fija la política monetaria de la Reserva Federal, ha sido considerado por largo tiempo como un funcionario inclinado a las estrategias monetarias expansivas, al haber apoyado bajas tasas de interés para impulsar el empleo, incluso ante el riesgo para la inflación.

Pero en el último año, Rosengren ajustó su posición para mostrarse más favorable al aumento de tasas, incluso pese a que la Fed mantuvo los costos de endeudamiento en el mismo nivel durante buena parte del 2016. El lunes, explicó que ese cambio se debía al fortalecimiento de los datos económicos de Estados Unidos.