Mercados

Rincón del experto:
¿Qué sigue después de las elecciones?

Lo primero que debemos considerar es que la volatilidad que llevó a muchos inversionistas internacionales a mantenerse cautelosos previo los resultados electorales, aún podrá estar presente.
Alberto Herrera, director de Estrategías y Ventas de GBM
17 noviembre 2016 21:9 Última actualización 18 noviembre 2016 5:0
Donald Trump (Bloomberg)

Donald Trump (Bloomberg)

Sin duda, la elección presidencial de Estados Unidos ha sido el centro de atención de los mercados financieros internacionales durante los últimos meses. Pero una vez que conocemos al nuevo mandatario estadounidense, guía de la economía más importante del planeta por los siguientes cuatro años. ¿Qué es lo que sigue en nuestro camino como inversionistas?

Lo primero que debemos considerar es que la volatilidad que llevó a muchos inversionistas internacionales a mantenerse cautelosos previo los resultados electorales, aún podrá estar presente ante los mensajes políticos del próximo presidente de la Unión Americana, así como eventos de acontecer global que tendrán cierto grado de influencia en los mercados durante los próximos meses.

Entre ellos, se encuentra la aceptación del Parlamento británico de la legitimidad del Brexit, una vez esto, su negociación con la Unión Europea para la instrumentación, algo hasta la fecha sin precedentes y todavía incierto en materia de los términos comerciales, entre otros.

En materia de política monetaria estadounidense, la expectativa sobre el ritmo futuro en la evolución de la tasa de interés de referencia por parte de la Reserva Federal, partiendo del aumento esperado por el consenso entre especialistas del mercado, ante los fundamentos económicos que recientemente experimenta la economía, en la última reunión del año agendada en diciembre.

Como lo ilustra la historia a través de acontecimientos similares, la volatilidad siempre se mantiene presente en menor o mayor grado, consecuencia de las interpretaciones y respuesta de los participantes del mercado ante este tipo de eventos y noticias. Por eso, mantener la postura de un grado mayor a lo habitual en el nivel de diversificación en nuestra inversión es una opción favorable para objetivos patrimoniales, evitando en su totalidad concentraciones en un sólo activo o desinversión total del dinero, contribuyendo con esto a mitigar el riesgo y capturar las oportunidades ante distintos movimientos de los diferentes activos.

Es decir, más allá de tratar de adelantarse al resultado de un evento determinado es mejor evaluar el grado y calidad en la diversificación en nuestra inversión.