Mercados

Rincón del experto:
¿Pesimismo injustificado?

Los consumidores que respondan las próximas encuestas seguirán preocupados por el futuro del país, pero quizás tengan que repensar si la situación actual está mejor o igual que hace un año.
Joan Domene, analista económico de INVEX
14 mayo 2017 22:26 Última actualización 15 mayo 2017 5:0
economía mundial

economía mundial (Archivo)

El consumo privado es el mayor componente del crecimiento del país, por lo que la confianza del consumidor es crucial para analizar el estado actual de la economía. El comienzo del 2017 estuvo marcado por una caída vertiginosa de la confianza (-26%), y la recuperación en meses posteriores no ha logrado superar los niveles observados el año pasado.

Esto sugeriría una paralización del consumo, y por ende del resto actividades relacionadas. Sin embargo, el estimado oportuno del PIB presentó un crecimiento de 2.7 por ciento que superó el promedio del año pasado (2.3%) y lo esperado por el mercado. Al interior no se proporcionó un desglose completo, pero la actividad de servicios, que engloba el comercio, creció 3.7 por ciento. Algo no cuadra.

El último dato de confianza, correspondiente al mes de abril, mostró un incremento de 3.8 por ciento en el mes. El nivel actual sigue siendo inferior a los del año pasado, pero, al menos, confirma una recuperación sostenida. El indicador tiene una naturaleza atrasada puesto que tan solo presenta un cambio tras la materialización de una tendencia o un evento; por lo que ayuda a entender el pasado más que a adivinar el futuro, pero ayuda un poco.

Existe, en nuestra visión, un pesimismo ligeramente injustificado que se está corrigiendo lentamente. El mercado laboral sigue generando empleo formal, los precios de gasolinas no han subido, el peso se ha mantenido relativamente estable, las exportaciones han aumentado y las relaciones con Estados Unidos se mantienen en el limbo sin ir a peor. La incertidumbre que rodea la futura relación con Estados Unidos pesa sobre la cabeza de todos, pero ¿ha empeorado la situación actual de los hogares y la del país respecto a hace un año? Los indicadores duros sugieren que no mucho.

Los consumidores que respondan las próximas encuestas seguirán preocupados por el futuro del país, pero quizás tengan que repensar si la situación actual está mejor o igual que hace un año. Si se confirma una recuperación, aunque lenta, de la confianza, quizás estemos encaminados a un año mucho mejor de lo que las pesimistas proyecciones del consenso de analistas sugieren. De momento, empiezan las revisiones al alza por parte de mis colegas y el consenso sugiere ahora un crecimiento para el año de 1.8 por ciento, ligeramente inferior a nuestra expectativa de 1.9 por ciento.