Mercados

Rincón del experto:
La estrecha relación entre tasas, dólares, acciones y materias primas

Bajo expectativas de un alza en tasas, los inversionistas podrían regresar a invertir en bonos del tesoro, y conseguir algo de retorno sin riesgo.
Ivan Barona, director de GBMhomebroker 
31 agosto 2016 21:20 Última actualización 01 septiembre 2016 9:12
GBM

GBM (Tomada de Facebook)

Hoy en día, además de vivir en una realidad globalizada los activos financieros conviven en un entorno donde las valuaciones, y por ende retornos, guardan estrecha relación.

A continuación, trataremos de comunicar al lector la relación que puede llegar a existir entre éstos a manera de narrativa para que pueda determinar consecuencias con un razonamiento lógico y alcanzar conclusiones.

Hasta hace unos meses, la tasa de referencia en Estados Unidos se encontraba en niveles cercanos a cero, lo que invitaba a los inversionistas a buscar retorno en otros instrumentos como acciones o bonos de otras naciones, a pesar de incurrir en más riesgo.

Bajo expectativas de un alza en tasas, los inversionistas podrían regresar a invertir en bonos del tesoro, y conseguir algo de retorno sin riesgo.

Esto desencadenó una apreciación del dólar contra una canasta de diversas monedas, y por otro lado expectativas de ajustes en mercados accionarios. Lo anterior se debe a que la valuación de acciones considera los flujos futuros que pueden producir descontándolos a una tasa.

Un dólar fortalecido también ha repercutido en bajas en los precios de materias primas, dado que están referenciados en dólares.
En cuanto al oro, este sufrió mientras se vislumbraba una inminente y sostenida alza en las tasas en Estados Unidos. Una vez puesto esto en duda, y viviendo en un mundo donde bonos de ciertas naciones cotizan a tasas negativas, ha brindado un mayor atractivo al oro como resguardo de valor.

Las variables a considerar, así como impactos son innumerables, pero estos son algunos de los más relevantes y espero que hayan dado algo de luz al inversionista nobel sobre la necesidad de seguir de cerca el comportamiento no solo de sus acciones en el mercado local, sino de todo el ecosistema bursátil global.

>