Mercados

Rincón del experto: La debilidad del peso

Ante las políticas intervencionistas de los mayores bancos centrales del orbe, los inversores han salido a inflar gigantescas burbujas en toda clase de activos. Divisas como la mexicana fueron parte de ellas y ya se están desinflando.
Guillermo Barba
23 agosto 2015 22:45 Última actualización 24 agosto 2015 5:0
Dólar (Reuters)

  

Hace unos días por primera vez en la historia el peso cayó frente al dólar a un mínimo histórico que rebasó las 17 unidades. La forma más simple de explicar la caída del peso es diciendo que todo lo que sube tiene que bajar.

Después de que en aquel turbulento primer trimestre de 2009 el tipo de cambio rebasó muy rápido los 15 pesos por dólar. Gracias a que la Fed comenzó su programa de inyección de dólares y depresión de las tasas de interés, el billete verde bajó frente al peso hasta que tocó fondo alrededor de los 11.50 pesos (FIX de Banxico) en mayo de 2011.

Ahora que se especula que la Fed podría comenzar a subir sus tasas de interés, el péndulo ahora va en sentido contrario.

Ante las políticas intervencionistas de los mayores bancos centrales del orbe, los inversores han salido a inflar gigantescas burbujas en toda clase de activos. Divisas como la mexicana fueron parte de ellas y ya se están desinflando.

En términos simples podemos decir que todo lo que fortalece al dólar debilita lo demás.

Como ve, son fuerzas muy poderosas de grandes capitales saliendo del país los que determinan que el peso se siga debilitando. Si se confirma un alza de tasas de la Fed en septiembre, el tipo de cambio podría subir a niveles impredecibles, pero si no, podría venir un nuevo “respiro” para el peso.

El gobierno y Banco de México deberían sacar por completo las manos del mercado cambiario. El mercado debe actuar sin intervenciones. En vez de ello, la SHCP debería hacer un fuerte recorte al gasto hasta equilibrar las finanzas públicas en 2016, y ordenar desde la Comisión de Cambios que preside, dejar de vender en vano cientos de millones de dólares de las reservas. Más adelante los vamos a necesitar.

Asimismo, aquí creemos que Banco de México no demorará en comenzar a subir su objetivo de Tasa de Interés Interbancaria a un día, pero como siempre, ya va tarde. Debió iniciar hace meses.

El autor es experto en mercados de oro y plata.