Mercados

Rincón del Experto:
Debuta el nuevo London Silver Price (LSP)

El 14 de agosto fue el último día de operación del famoso London Silver Fix, precio referencial de la plata.
La presión de las denuncias de manipulación del mercado llegó a un nivel tal que su “modernización” se hizo inevitable.
Memo Barba
18 agosto 2014 20:47 Última actualización 19 agosto 2014 7:49
[Bloomberg] La producción mexicana se ubicó el año pasado en 162 millones de onzas de plata. 

[Bloomberg] La producción mexicana se ubicó el año pasado en 162 millones de onzas de plata.

CIUDAD DE MÉXICO.- El “borrón y cuenta nueva”, sin embargo, no puede verse más que como lo que es: la aceptación implícita de que el mercado de metales preciosos monetarios sí ha sido arteramente manipulado por décadas.

El mecanismo del nuevo London Silver Price (LSP) es automatizado. Se establece ahora por rondas de subasta de 30 segundos cada una, que comienzan a las 12:00 hrs. Los participantes ingresan sus órdenes de compra y venta en lakhs (100 mil onzas troy) o cuartos de lakh (25 mil oz.), con un precio inicial que es posible que sea cercano al “spot”.

En la primera ronda el sistema intenta empalmar órdenes de compra-venta dentro del nivel de tolerancia de tres lakhs, y si quedan fuera, el precio cambiará y la subasta se reinicia. Esto, hasta que los volúmenes de compra y venta queden dentro de la tolerancia y se establezca el precio de “equilibrio” en dólares por onza.

El hecho de que la información de órdenes de compra y venta ya no pasará a través de seres humanos, no significa que será tan transparente como se cree.

El LSP se alimentará de la información que le remitan los participantes en el mercado, que podrían coludirse para “influir” en las cotizaciones a su conveniencia. Eso, sin olvidar que la mano oficial de los manipuladores de toda la vida (la Reserva Federal de EU, el Banco de Pagos Internacionales y el de Inglaterra), no ha sido tocada ni con el pétalo de una rosa.

A pesar de las presiones, lo máximo que han logrado conseguir los manipuladores es una constante apreciación durante casi todo lo que va del siglo. Sus fundamentos como dinero real y activo de refugio por excelencia, se fortalecen día con día. Al final, las cosas se corregirán por la fuerza imbatible del mercado con una crisis financiera y monetaria que no les va a gustar nada, pero que ellos mismos provocaron.

Los “pecados” monetarios siempre se pagan.