Mercados

Revuelo de Brexit eclipsa nerviosismo del mercado por el voto español

El domingo próximo habrá elecciones generales en España, pero el nerviosismo que causó entre inversores se opacó ante el referéndum sobre el Brexit en Reino Unido, pues el mercado español marcha al unísono con el resto de Europa.
Bloomberg
23 junio 2016 21:39 Última actualización 24 junio 2016 5:0
Reino Unido. (Reuters)

Reino Unido. (Reuters)

El revuelo del Brexit ha hecho algo bueno para los inversores: ha eclipsado el nerviosismo que la política española habría generado en el mercado.

A pesar de que el domingo habrá elecciones generales en España, las acciones de ese país marchan al unísono con el resto de Europa y dependen de las probabilidades que surgen de encuestas y apostadores respecto de una posible secesión británica.

El Índice IBEX 35 y el Stoxx Europe 600 cayeron la semana pasada al nivel más bajo desde febrero antes de recuperarse más de 6 por ciento, y la medición española se negocia a cerca del promedio de la correlación de 60 días con la referencia regional en los últimos 12 meses.


La última vez, la incertidumbre respecto de las elecciones españolas de diciembre hizo caer las acciones y las ubicó entre las peores de Europa occidental en 2015. Ahora, a pesar de que pasaron seis meses sin gobierno y sin que haya emergido un claro ganador, la gente piensa en otra cosa. La culpa es del referéndum sobre el Brexit, dice Álvaro Huerta de IG Group.

“La gente quiere ver los resultados del Brexit antes de concentrar una vez más su atención en las elecciones”, dijo Huerta, quien administra cuentas de inversores en IG en Madrid.

“El IBEX 35 tuvo un desempeño inferior al promedio tras la votación de diciembre, de modo que ha incorporado cierta incertidumbre política a los precios. Si el Reino Unido permanece en la Unión Europea y los partidos llegan a un acuerdo para formar gobierno, las acciones españolas tendrían un desempeño superior al promedio”, dijo.

Las acciones españolas cayeron luego de las elecciones del 20 de diciembre porque ningún partido emergió como ganador y los políticos no lograron formar una alianza. La liquidación persistió en 2016 al deteriorarse el sentimiento en un contexto de preocupación relacionada con la exposición de las empresas a los mercados emergentes y la rentabilidad bancaria, y el IBEX 35 aún tiene una declinación de 8.8 por ciento.

Algunos de los temores cederán, dado que parte de la incertidumbre política ya está incorporada a los precios del mercado, dijo UBS Group AG en una nota del 17 de junio en la que recomienda las llamadas acciones de valor.

A pesar de una recuperación de 12 por ciento respecto de su punto más bajo de febrero –un aumento en coincidencia con el Stoxx 600-, el IBEX 35 se negocia a 13.6 veces las ganancias estimadas, en comparación con 14.8 en el caso del índice europeo. Blanca Hernández, de Magallanes Value Investors, que administra el segundo fondo bursátil español de mejor desempeño del año, dice que las perspectivas de una recuperación local hacen más atractivas las acciones del país.

La economía “prospera” a pesar de la parálisis, dijo en abril el máximo responsable financiero de Santander SA, y se estima que el producto interno bruto anual del país superará el de la zona del euro hasta 2018.
Muchos inversores han decidido esperar hasta que haya más claridad en relación con la gobernanza, dice Antonio Barroso, un analista político de Teneo Intelligence en Londres. Un fondo que cotiza en bolsa y sigue las acciones españolas ha experimentado salidas de dinero todos los meses desde septiembre.

“Están en espera porque la incertidumbre nunca es buena para los mercados”, dijo Barroso haciendo referencia a los clientes que evalúan invertir en activos españoles. “Los indicadores macroeconómicos siguen siendo positivos, en parte gracias a vientos de cola como un euro en declinación, los bajos precios del petróleo y el estímulo monetario. Eso puede revertirse si hay una gran conmoción externa sin un gobierno que pueda reaccionar”.

: