Mercados

Reservas internacionales tienen mayor caída en 21 años por peso y petróleo

En 2015, las reservas del Banco de México acumulan una caída de 8.7%, equivalente a 16 mil 886 millones de dólares. Tanto en términos absolutos como porcentuales, la disminución es la más grande registrada desde 1994.
Esteban Rojas/Abraham González
30 diciembre 2015 8:52 Última actualización 30 diciembre 2015 8:55
[Dólar tiene ligero declive frente al peso mexicano en el mercado intercambiario al cotizarse en 13.181 pesos por unidad. / Bloomberg]  

[Dólar tiene ligero declive frente al peso mexicano en el mercado intercambiario al cotizarse en 13.181 pesos por unidad. / Bloomberg]

Debido a las subastas de dólares realizadas por el Banco de México (Banxico) para contener la caída del peso y a la menor entrada de divisas por ventas petroleras del país, las reservas internacionales de México registran, a una semana de que termine el año, su mayor descenso anual en 21 años.

De acuerdo con información de Banxico, el saldo de las reservas al pasado 24 de diciembre se ubicó en 176 mil 353 millones de dólares, un descenso de 8.7 por ciento con respecto al año anterior, equivalente a 16 mil 886 millones de dólares. Tanto en términos absolutos como porcentuales, la disminución es la más grande registrada desde 1994.

Durante 2015, la depreciación del peso frente al dólar obligó a la Comisión de Cambios, integrada por miembros de Banco de México y de la Secretaría de Hacienda, a intervenir al mercado cambiario vía subastas con un monto de 24 mil 515 millones de dólares, con cargo a las reservas internacionales.

mer_web_impacto_940px

Desde 2008, no se había registrado una disminución similar por este concepto.

El otro factor que impactó a las reservas internacionales, según cifras de Banxico, fue una disminución de 74.9 por ciento en el monto de dólares que Pemex vendió al banco central.

Tras una caída en la producción de crudo de Pemex a un mínimo de 35 años y un descenso de 38.8 por ciento en el precio del barril en lo que va del año, el monto que la empresa productiva del estado vendió al Banco de México pasó de 15 mil 026 millones de dólares en 2014 a solamente 3 mil 772 millones de dólares este año.

El efecto negativo sobre las reservas internacionales derivado de la venta de dólares al mercado cambiario y el menor ingreso por parte de Pemex fue suavizado en parte por la mayor venta de dólares del Gobierno Federal al Banxico por un monto de 4 mil 854 millones, hasta el pasado 24 de diciembre, cifra por arriba de los mil 643 observado en el mismo periodo del año anterior.

En 2015 se puso un alto a un largo periodo de acumulación en las reservas internacionales, el cual duro ocho años consecutivos y en donde se habían engrosado en 125 mil 558 millones de dólares. Es decir, en este periodo, en promedio las reservas internacionales crecieron a un ritmo promedio anual de 15 mil 695 millones.

El monto de dólares vía subastas vendido al mercado representa el 69.8 por ciento de los 35 mil 271 millones inyectados durante el periodo comprendido de 2008 al 2013, para enfrentar la grave crisis económica en el mundo originada en el sector inmobiliario de los Estados Unidos.
La inyección de liquidez persigue ordenar al mercado cambiario, pero no tiene el objetivo de defender a un determinado nivel del tipo de cambio, dado que su monto representa una mínima parte de lo negociado diariamente.

A pesar de la disminución de las reservas, el escudo financiero del país, con todo y la inyección de dólares al mercado y los menores ingresos por petróleo, se mantiene en niveles adecuados para enfrentar posibles turbulencias en el 2016.

La suma de las reservas con el crédito contingente contratado con el FMI asciende en la actualidad a 242 mil 044 millones de dólares.

A NIVEL INTERNACIONAL

El comportamiento a la baja en las reservas internacionales de México no fue un caso aislado, sino que siguió la tendencia observada en la mayoría de los países, particularmente productores de materias primas y de energéticos.

De acuerdo con información de Bloomberg, entre las naciones que vieron caer en mayor medida a sus activos internacionales en un lapso de un año destacan Rusia (-15.2 %), Arabia Saudita (-12.1 %), China (-10.6 %), Noruega (-10.2 %).

En América latina sobresalen los casos de Ecuador (-51.0 %) y Argentina (-12.3 %). En tanto que los más defensivos en la caída de sus reservas internacionales fueron Brasil, Chile y Colombia, aunque el costo que enfrentaron en materia de depreciación cambiaria fue mayor.