Mercados

Garry Jones deja la presidencia en la Bolsa
de Metales de Londres

Con 30 años de experiencia en servicios financieros y bursátiles pero con una carrera escasa en el sector de metales, Jones heredó un complicado rol cuando la bolsa de metales, se vio atrapada en la controversia por el almacenamiento de los insumos y su impacto en los consumidores.
Agencias
23 enero 2017 10:44 Última actualización 23 enero 2017 11:9
Garry Jones CEO de la Bolsa de Metales de Londres (LME)

[Bloomberg] El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró con una subida del 0.23%

El presidente ejecutivo de la Bolsa de Metales de Londres (LME), Garry Jones, anunció que dejará el cargo luego de apenas tres años al mando del mayor mercado de metales del mundo.

Jones también se retiró de sus otros puestos en la propietaria de la bolsa londinense, Hong Kong Exchanges & Clearing Ltd. –HKEX–, con efecto inmediato, según un comunicado de esta última.

La compañía HKEX dijo que no conocía las causas de la partida de Jones, pero fuentes de la industria afirman que la fuerte caída de los volúmenes de operaciones, conflictos con miembros del sector y la falta de visión estratégica han creado una tormenta al interior de la gerencia de la LME difícil de superar.

La LME no emitió comentarios.

Los problemas en la bolsa de 140 años han sido uno de los factores detrás de la caída de utilidades de HKEx, que pagó la enorme suma de dos mil 200 millones de dólares para adquirir la LME en el 2012. La firma matriz reportará sus resultados el 27 de febrero.


Jones, con 30 años de experiencia en servicios financieros y bursátiles pero con una carrera escasa en el sector de metales, heredó un complicado rol cuando la LME se vio atrapada en la controversia por el almacenamiento de los insumos y su impacto en los consumidores.

Será reemplazado de manera interina por Matthew Chamberlain, el jefe financiero de la LME, hasta que se determine un sustituto permanente para el cargo.

Un alza promedio del 31 por ciento en las tarifas al comienzo del 2015 llevó a consumidores y productores a abandonar la Bolsa de Metales de Londres, lo que impactó en los volúmenes de operaciones, que bajaron 7.7 por ciento en el 2016.

Con información de Reuters y Bloomberg