Mercados

Registra el SAR primera salida trimestral de cuentas

Entre enero y marzo del año en curso, se reportaron 69 mil 295 afiliados menos respecto al cierre de diciembre pasado, lo que significó una minusvalía de 0.13 por ciento respecto al cierre de diciembre pasado.
Antonio Sandoval
21 abril 2014 0:57 Última actualización 21 abril 2014 6:48
[Bloomberg]Se trata de un monto histórico, según reporta la Consar. 

Las reformas se encuentran encaminadas a cambiar aspectos como los traspasos entre las Afore. (Bloomberg)

En el primer trimestre del año el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) registró una inédita minusvalía de cuentas, luego de casi 18 años de historia.

De acuerdo con la actualización de cifras realizada la semana pasada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en el periodo enero-marzo de 2014 se registró un retroceso de 69 mil 295 cuentas, lo que significó una minusvalía de 0.13 por ciento respecto al cierre de diciembre pasado.

Hasta dicho lapso de tiempo, no se registraban minusvalías trimestrales, aunque sí se habían reportado cinco periodos mensuales a lo largo de la historia del SAR.

El ajuste se antecede de un crecimiento por 332 mil 985 cuentas en el periodo trimestral previo, así como uno de mucho mayor crecimiento correspondiente al primer trimestre de 2012 cuando se reportó un avance histórico de 4.3 millones de cuentas, equivalente a 10.17 por ciento.

Es importante recordar que durante el primer trimestre del año en curso se registró la salida del sistema por parte de Afore Afirme-Bajío, al vender su cartera a la Afore Profuturo GNP, casualmente una cifra muy parecida a la minusvalía registrada. No obstante, en otros procesos de consolidación en el SAR las Afore no habían registrado minusvalías tanto en forma mensual como trimestral.

LAS CIFRAS

De acuerdo con la información disponible, en el primer trimestre del año la salida de cuentas en las Afore ascendió a 632 mil 610, mientras que la entrada o captación sumó 563 mil 315 unidades; lo anterior nos arroja un saldo neto negativo de 69 mil 295 cuentas, que efectivamente coincide con el retroceso total registrado en el SAR durante el primer trimestre del año, algo que jamás se había observado.

Las Afore que perdieron cuentas durante el primer trimestre del año son las siguientes: Banamex con 134 mil 792; Invercap con 12 mil 798; MetLife tuvo una contracción de 26 mil 40 cuentas; Principal perdió 70 mil 905, SURA 96 mil 722, y XXI Banorte tuvo 222 mil 450 cuentas menos.

Lo anterior, sin considerar la venta total de la cartera de Afore Afirme-Bajio a Profuturo GNP, por un total de 68 mil 903 cuentas.

Dicha venta significaría que Profuturo GNP tuvo en el primer trimestre del año un ingreso por las mismas 68 mil 903 cuentas, pero en el saldo trimestral sólo ingresó 53 mil 802 nuevas cuentas; es decir, no todos los trabajadores tomaron la opción de ingresar a Profuturo.

De acuerdo con la información de Consar del pasado 9 de abril, el proceso de asignación y reasignación de cuentas llevado a cabo en el primer trimestre del año representó un monto de 43 mil 434 unidades que pasaron de manos de las Afore a la prestadora de servicios, lo que reduciría la pérdida neta de cuentas en el SAR a 25 mil 861 unidades.

De cualquier manera, las cifras indican que el sistema registró una inédita salida de afiliados en el primer trimestre del año; lo anterior no obstante que sigue vigente la etapa de acumulación en el SAR.

Es precisamente dicha fase de acumulación la que permite considerar que se trata solamente de una minusvalía de cuentas; claramente los afiliados se incrementarán conforme pasen los meses, es difícil imaginar en este momento un periodo prolongado de desafiliaciones al sistema, mucho menos de jubilaciones en masa.

Un elemento que modificará en los meses siguientes las reglas del juego en el SAR es la serie de reformas que se discuten en el Congreso mexicano.

Precisamente esta serie de reformas se encuentran encaminadas a cambiar aspectos como los traspasos entre las Afore, la asignación y reasignación de cuentas por parte de Consar, además del gasto comercial que se realiza por parte de las instituciones, a fin de que éste tenga como prioridad la afiliación de calidad.

En el proceso de consolidación que registra el mercado mexicano desde hace dos años, no se observan signos de alerta por el momento, a pesar de la fusión entre las Afore XXI y Banorte, la venta y conversión de ING a SURA, la venta de Bancomer, así como la reciente venta de la cartera de Afirme Bajio.